Menu

La Aprilia RSV4 1100 Factory 2020 recibe suspensiones semiactivas

Han necesitado dos años de desarrollo en colaboración con Öhlins

La Aprilia RSV4 1100 Factory 2020 recibe suspensiones semiactivas

La Aprilia RSV4 es una de esas motos nacida por y para la competición. Sin ir más lejos, cuando apareció por primera vez ante el público, lo hizo en su versión de carreras para posteriormente cederle el protagonismo al modelo de producción. Aprilia diseñó esta motocicleta para ganar el Mundial de Superbikes y luego le puso luces y matrícula.

Es de esperar, que con una gestación semejante, sus compromisos sean mínimos. Tan mínimos como su tamaño, pues una deportiva tirando a pequeña aunque haya pasado de los 180 CV que anunciaba en 2009, a nada menos que 217 CV a 13.600 RPM que promete la RSV4 1100 actual.

Aprilia está ligada a las motos deportivas, es algo que nadie duda. Seguro que muchos recordarán aquellas histéricas RS 250 de GP, las RSW 500 con motor bicilíndrico (una de las 500 dos tiempos más bonitas que ha habido) o la llamativa RS3 Cube con motor desarrollado junto a Cosworth. Y estos son algunos ejemplos muy conocidos, todavía faltarían por nombras las RS 125 GP o las evoluciones de la RSV 1000 con propulsor V2 Rotax.

Aprilia RSV4 1100 Factory 2020 7

Un legado que ha servido para darle forma a la RVS4, que representando una nueva evolución de su radical concepto, recibe suspensiones semiactivas. Desde Aprilia dijeron una vez que las suspensiones electrónicas solo llegarían si el cronómetro así lo dictaba, algo que ya ha sucedido. Han estado desarrollando el equipo de suspensiones con Öhlins a lo largo de dos años.

La primera moto de calle en usar alerones en el carenado, al estilo MotoGP, recibe un conjunto controlado por el sistema Smart EC 2.0 de Öhlins, que recopila información procedente de varios sensores y de los sistemas de conducción de la moto, para regular tanto la horquilla como el amortiguador trasero y, además, también el amortiguador de dirección. Se puede gestionar desde la pantalla TFT que da forma a la instrumentación.

Se han diseñado dos tipos de funcionamiento: semiactivo y manual. El primero puede regular en tres programas: A1, para el uso de neumáticos slick; A2, desarrollado para el uso de neumáticos compuestos y en terreno irregular y A3, pensado para vías públicas con hidráulico más libre para mejor absorción de las irregularidades. El segundo tipo de funcionamiento también permite elegir entre tres opciones: M1, M2 y M3, que permiten regular la suspensión de igual forma que la opción automática, pero cuyo comportamiento es el de una suspensión mecánica normal, sin asistencia semiactiva.

Aprilia RSV4 1100 Factory 2020 8

El resto de la montura italiana sigue intacto. Es decir, mantiene el V4 a 65 grados de 1.078 centímetros cúbicos con 217 CV y 122 Nm de par, el APRC (Aprilia Performance Ride Control) con una larga lista de sistemas de asistencia electrónicos y el escape Akrapovic.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.