Menu

KYMCO RevoNEX, eléctrica y con cambio de seis relaciones

La compañía asiática quiere romper moldes con su moto eléctrica, aunque ha ofrecido pocos detalles todavía

KYMCO RevoNEX, eléctrica y con cambio de seis relaciones

KYMCO se ha propuesto dar la nota y poner todas sus cartas sobre la mesa en los segmentos donde tiene representación. Tuvo la osadía de enfrentarse al intocable Yamaha TMAX con el AK 550, le roba clientes al Honda Forza 125 y ahora quiere poner patas arriba el mercado de las motos eléctricas con la KYMCO RevoNEX. Un modelo eléctrico que puede romper muchos moldes.

La electrificación es un futuro ineludible. No importa el mercado en el que nos encontremos ni el número de ruedas que tenga nuestro vehículo, la electricidad será uno de los pilares de su futuro. Y como ocurre con toda evolución, es posible que ese futuro sea muy diferente a todo lo que ahora estamos viendo. Lo podemos apreciar en el mundo del automóvil, donde la tecnología eléctrica está tomando un ritmo frenético con soluciones muy interesantes. Y también lo podemos ver entre los vehículos de dos ruedas, con modelos que van a traer mucha polémica como la Harley LiveWire.

Pero ahora la montura yankee no está sola, aunque su “compañera” posiblemente la oculte con una alargada y oscura sombra. KYMCO ha creado una moto con unas soluciones que, vistas desde el plano eléctrico puro y duro, no parecen tener mucho sentido hasta que se analizan detenidamente.

KYMCO RevoNEX 24

Estéticamente ya deja clara su vocación tecnológica. Mantiene ciertos rasgos de las motos convencionales, pero los diseñadores han jugado con algunos detalles como los colores, algunas formas o el proyector delantero. La zona central de la moto, donde debería ir el motor, es otra de las partes que denotan su condición de vehículo «chispeante». Sobre todo la zona baja, que sobresale de forma, quizá, poco agraciada.

Gustos aparte y dejando el diseño para las fotos, la KYMCO RevoNEX sorprende por algunas soluciones un poco contradictorias. Para empezar, se trata de una moto eléctrica con caja de cambios con seis relaciones. Por todos es sabido que un motor eléctrico es, lo que se llama, un “motor de par constante”. Ofrece su máxima cifra de par desde el mismo momento en el que se pone en funcionamiento y por ello, como norma general, no requiere de cambiar relaciones de desarrollo… hasta altas revoluciones

El especialista ZF, por ejemplo, ha desarrollado una caja de cambios de dos relaciones, al igual que la austriaca Kreiser, Porsche ha montado una caja de cambios con dos relaciones en su “super sedán” eléctrico (Taycan) y ahora KYMCO llega, y pone nada menos que seis relaciones. ¿Qué sentido tiene? Según la compañía coreana, poner una caja de cambios con seis relaciones permite obtener una aceleración 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y una velocidad máxima de 205 km/h, la cual alcanza en solo 11 segundos.

Es decir, elimina por completo el compromiso que los ingenieros deben buscar, cuando calculan el desarrollo de la única marcha montada en un vehículo eléctrico. Además, también permite el mismo disfrute en la conducción que una moto convencional, aunque sin embrague y con una segunda relación con un desarrollo para alcanzar los 115 km/h.

KYMCO RevoNEX 14

Las prestaciones no están nada mal, pero la marca no ha facilitado ningún dato sobre el motor o las baterías. Por el contrario, sí ofrece datos sobre otros apartados como las llantas, de 17 pulgadas fabricadas en aleación, un basculante monobrazo de aluminio con bieletas y unos frenos con pinzas radiales Brembo.

Como moto altamente tecnológica, la KYMCO RevoNEX incluirá un buen paquete electrónico. El control de tracción o el antiwheelie serán elementos ya conocidos, pero como equipo inédito, contará con un sistema de frenada de emergencia y control de levantamiento de la rueda trasera. Al paquete completo de sistemas la marca lo llama Full Engagement Performance (FEP).

Su gestión electrónica también dará oportunidad de jugar con su carácter. Serán cuatro los programas de conducción disponibles: Equilibrado, Asertivo, Atrevido y Extremo. Al mismo tiempo, el sonido de la KYMCO RevoNEX será configurable, gracias al sistema Active Acoustic Motor (AAM), que combinará el típico zumbido de un motor eléctrico, con el sonido de la transmisión mecánica subiendo de revoluciones.

Llegará al mercado en 2021 y para entonces, la marca ofrecerá más detalles sobre su motor y comercialización.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.