Menu

Moto Morini Corsaro 1200 ZT, una ZZ civilizada

De sabor clásico, más cómoda y más ligera

Moto Morini Corsaro 1200 ZT, una ZZ civilizada

Ha sido presentada esta semana la  Moto Morini Corsaro 1200 ZT, una derivada de la Corsaro ZZ que es un poco más cómoda para usar todos los días, de aspecto más clásico, y con un efecto secundario interesante: pesa 6 kilitos menos. Para los que no conozcan este fabricante, es de esos que hace motos caras, pero con mimo, en Europa, y artesanalmente. ¿Quieres una? Prepara unos 16.000 euritos para esta street fighter.

No cambia la parte ciclo en lo fundamental, algún retoque menor, y mantiene la suspensión totalmente ajustable de Mupo, con una horquilla invertida de 46 mm y monoamortiguador posterior. El motor también es común, el FMV12 en V, con 1.187 cc, una potencia de 139 CV y un par máximo de 125 Nm, solo que entrega la potencia con mayor suavidad y reduce levemente su consumo. Para digerir la fuerza se encarga una caja de seis velocidades con Quickshift.

¿Qué cambia respecto a la Corsaro ZZ? Como el tanque de gasolina es más pequeño y fino, es más fácil subir y bajar de la moto, además, la postura de conducción es más cómoda. El piloto se diferencia de una pantalla de información LCD de 5 pulgadas, con una inclinación más natural para la vista.

En lo estrictamente estético, el faro doble deja paso a un único faro, más clásico, con unos intermitentes de nueva factura. Prescinde del pequeño alerón trasero y tiene un guardabarros más pequeño, la matrícula queda colgando en la parte más trasera con la luz de posición/freno.

Como alternativas a este modelo tenemos la Aprilia Shiver 1200, Ducati Monster 1200 o KTM 1290 Super Duke.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.