Motorama 2020, una edición con asistencia reducida

Motorama 2020, una edición con asistencia reducida

El temor al coronavirus disminuyó alrededor de un 30 % las visitas al salón


Tiempo de lectura: 3 min.

Esta edición del Motorama 2020, antes llamado Motomadrid, ha terminado con un total de 28.000 visitantes en los tres días en los que ha estado abierto al público en el pabellón de Cristal de la Casa de Campo. No obstante, desde Motorama han comunicado que las cifras de personas asistentes a este salón comercial han disminuido en al menos un 30 % respecto al año anterior, que terminó con 39.100 visitantes.

El coronavirus ha dejado huella en esta edición, aunque todavía no se había decretado ninguna medida por parte del Gobierno, ni central ni autonómico. Si se hubiera celebrado este fin de semana, probablemente tendría que haberse optado por la cancelación total del salón. La mayoría de la gente venía de la propia Comunidad de Madrid, al menos el 82 %, según la organización, un aumento del 17 % respecto a otros años. Se han resentido las visitas de aquellos que procedían de Castilla y León, Castilla-La Mancha, como también del resto de comunidades de España.

Aparte de la poca afluencia de gente, los que sí asistieron al salón lo hicieron en horas que no eran las centrales del día y con pocos niños debido al aumento de casos en toda España, pero sobre todo en Madrid, por el COVID-19. Aun así, el Motorama 2020 siguió con su agenda programada. Solo un evento se canceló, la visita de Giacomo Agostini, aunque no se dio ninguna explicación para su ausencia en el salón.

Según la organizadora del evento, un 54 % de la gente que ha asistido este año iba con la intención de comprar una moto entre las expuestas. Marcas como Kawasaki, Harley-Davidson, Ducati, Yamaha, Honda, Aprilia, Triumph, Indian, Suzuki o BMW llenaron las tres plantas y 20.000 m2 que tiene el pabellón de Cristal para deleite de los visitantes.

Motorama Stunt Angel V Campos (recurso)

Actividades y exposiciones de motos clásicas de competición

Por otro lado, además de las exposiciones de motos en venta, también hubo espectáculos sobre dos ruedas. Ángel Campos, Emilio Zamora y Narcis Roca, tres de los stunts más importantes del país, demostraron sus habilidades durante el sábado y el domingo en los exteriores del pabellón.

En la primera planta se exponían las motos campeonas del Dakar. Las dos KTM de Marc Coma, con las que venció en 2006 y 2011, y la Yamaha de Stéphane Peterhansel de 1993, eran solo algunas de las que se mostraban. Mientras, en la planta de abajo, eran de competición de velocidad de los 70 y 80 las que estaban en exposición. Motos míticas de Johnny Cecotto, Steve Baker, Christian Sarron, Kenny Roberts, Barry Sheene y el propio Giacomo Agostini, todos campeones del mundo de 750 cc o 500 cc.

A pesar de los contratiempos y el descenso de asistencia en el Motorama 2020, la organizadora, Expo Motor Events, ya prepara el del próximo año. Si no sucede nada como en esta edición, el Motorama 2021 se celebrará del 12 al 14 de marzo.

COMPARTE
Sobre mí

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Jiménez