Menu

Peugeot Metropolis RS Concept, así será la próxima generación del tres ruedas francés

Adopta el sistema i-Connect, similar al i-Cockpit que usa en el sector de las cuatro ruedas

Peugeot Metropolis RS Concept, así será la próxima generación del tres ruedas francés

Peugeot quiere traspasar su tecnología automovilística a la división de motocicletas. O al menos, una versión adaptada de esta. Lo ha demostrado con algunos modelos y ahora, va un poco más allá con el Peugeot Metropolis RS Concept. Un «tres ruedas» con muchas aspiraciones que, por el momento, es un concepto.

El Metropolis RS Concept adelanta la próxima generación del scooter con tres ruedas de mismo nombre, es más, cuando llegue a producción no debería cambiar en exceso, pues es casi un modelo de producción. Toma ciertos rasgos de la gama de cuatro ruedas e incluso algunas soluciones, como ya hemos comentado.

Así, el Peugeot Metropolis RS Concept es el segundo vehículo conectado, gracias a la tecnología i-Connect, exclusiva en el sector de la moto. Es el equivalente al i-Cockpit que la marca emplea en sus coches y emplea las mismas propuestas para su diseño: conducción con la cabeza alta por la posición de la pantalla TFT, manillar ergonómico que permite mayor amplitud de movimientos y amplias posibilidades de conectividad con GPS integrado.

Peugeot Metropolis RS Concept 2

Estéticamente, los cambios son bastante notables, sobre todo en el frontal totalmente nuevo, aunque guarda semejanzas en la disposición de sus elementos, como los faros en los laterales con una entrada de aire en el medio y una calandra, con ciertos rasgos de la gama de cuatro ruedas por debajo. El conjunto trasero también cambia, aunque mucho menos que la parte frontal. En el Metropolis RS Concept se estrenan nueva luces LED con forma de garra (como en los coches) con efecto 3D.

Técnicamente no hay información, la marca no ha dado datos al respecto aunque podría poner en la calle, con mucha probabilidad, una variante eléctrica. La marca está apostando por esta tecnología en sus modelos de cuatro ruedas y, como paso lógico, debería hacer lo propio en su división de motocicletas y cuyo adelanto se hizo con el Peugeot E-Metropolis Concept.

Junto al Metropolis RS Concept, Peugeot también ha dado a conocer el Metropolis Ultimate Sport y el Metropolis Ultimate Business, ambos dentro de la generación actual y conformando dos versiones de la última evolución del concepto de scooter de tres ruedas de la firma francesa.

Compartiendo el mismo propulsor Powermotion 400 y pudiendo ser conducidos con el carnet B, el Metropolis Ultimate Sport, cuyo precio arranca en los 8.899 euros, presenta una imagen más deportiva y dinámica gracias a una carrocería bitono blanco y negro, con diferentes mezclas de texturas para determinados elementos.

Respecto al Ultimate Business, se trata de la versión elegante con un precio de partida de 8.999 euros. En este caso, el asiento es de piel en tono marrón «chocolate» y la carrocería recibe un color blanco nacarado, combinado con llantas y quillas negras.

El equipamiento es bastante completo, con encendido automático de los “warning” en caso de frenada de emergencia, ABS, luces diurnas LED, arranque manos libres con «Smart key», parabrisas regulable o sistema anti-tilting que impide el vuelco del vehículo y evitando que el conductor tenga que bajar los pies de la plataforma en cada parada.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.