Royal Enfield Himalayan 2020, ahora en nuevos colores

Royal Enfield Himalayan 2020, ahora en nuevos colores

Una trail polivalente a precio de derribo: 4.445 euros


Tiempo de lectura: 2 min.

Tras dos años en el mercado, la conocida marca anglo-india (me niego a decir que es solamente india porque sus raíces están ahí) ha lanzado nuevos colores para la Royal Enfield Himalayan 2020. Esta trail ha causado furor por su estilo clásico y soluciones prácticas y ahora se puede elegir en tres nuevos tonos: Rock Red, Gravel Grey y Lake Blue.

Cuando Royal Enfield concibió la Himalayan la hizo con una premisa muy clara, respondiendo al lema de Build for roads and no roads (Construida para donde hay y donde no hay carretera). Esto se traduce en un modelo polivalente sobre el que te hicimos una extensa prueba en la que la analizamos de arriba a abajo, destacando tanto lo bueno como lo no tan bueno. No existe la moto perfecta pero a la vez, también es cierto que no existe una moto mala sino una mala elección desde el punto de vista del uso que le vayamos a dar.

Su motor de 441 cc no es un portento a la hora de desarrollar potencia bruta (24,5 CV), pero sí que es muy elástico y tiene empuje en la parte media. Ayuda el buen escalado del cambio, con una quinta velocidad larga para trayectos relajados a velocidad de crucero. Con su peso de 182 kg y un depósito de 15 litros unido a su consumo austero, nos encontramos con capacidad suficiente para recorrer unos 450 km sin tener que preocuparnos a la hora de repostar.

Royal Enfield Himalayan 2020

RE tiene además un buen número de accesorios para personalizar la Royal Enfield Himalayan a nuestro gusto o necesidades. Desde maletas, baúl trasero, cargadores de 12 V, manillar elevado para un uso más offroad, protecciones, faros auxiliares, etc.

Otro aspecto destacable es su precio. La Royal Enfield Himalayan 2020 la puedes encontrar desde 4.455 euros (color Snow) y 4.595 euros para el resto de colores, lo que supone un desembolso no demasiado elevado para una moto muy polivalente. Ciudad, carretera, viajes largos, caminos, etc. Y como no es muy elevada de asiento (para lo que se estila en el segmento trail), pueden acceder a ella personas de todas las tallas.

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.