Triumph Street Twin 2021: estilo clásico y rendimiento deportivo

Triumph Street Twin 2021: estilo clásico y rendimiento deportivo

La Modern Classic británica es ahora más potente, estrenando además mejores suspensiones y frenos. A la venta por 13.500 euros.


Tiempo de lectura: 5 min.
Triumph cuenta con una gran oferta en su gama de motocicletas Modern Classic, los cuales comprenden esos modelos de estética clásica pero rendimiento actual. La última en llegar, o mejor dicho, la última en ser actualizada ha sido la Triumph Street Twin 2021, cuya primera versión data de 2018. Recibe interesantes mejoras, tanto en motor como en parte de ciclo. No hablamos de una moto nueva, pero sí de una revisión en profundidad.

La Triumph Street Twin 2021 sigue siendo una moto con dos caras. Por un lado tenemos una estética clásica, emparentada con su prima, la Triumph Bonneville. Pero por otro lado, nos encontramos con un motor de alto rendimiento, lo que la situaría en la órbita de la Triumph Thruxton. Pero cuenta con una puesta a punto menos exigente, que le permite por lo tanto disfrutar de ella a ritmo tranquilo o por el contrario, dar rienda suelta a nuestros impulsos. Y ojo, porque funciona mucho mejor de lo que alguno podría esperar, y en carreteras reviradas es capaz de poner en apuras a monturas teóricamente más deportivas, pues con ella todo parece salir de forma fácil.

Nos encontramos así con el motor bicilíndrico en paralelo de 1200 cc y calado a 270º, todo un clásico en la firma británica. En esta actualización, incluye un nuevo cigüeñal y un alternador más ligero, que ha permitido reducir las inercias internas en un 17%. Con ello se han ganado 500 RPM más antes de la línea roja, y una mejora notable del rendimiento. Hay también una revisión de la distribución (4 válvulas, SOHC), pistones con mayor compresión, etc. Las revisiones son cada 16.000 km.

SpeedTwin 4

A pesar de la Euro 5, el motor de la Triumph Street Twin 2021 declara ahora 100 CV (tres más), y los entrega a 7.250 vueltas. El par máximo, de 112 Nm, no cambia pero ahora los entrega 500 vueltas antes, a 4.250 RPM. Una forma fácil a la hora de diferenciar el modelo 2021 del anterior, es el escape. Antes era negro, con el terminal en acero inoxidable y ahora se ha invertido, siendo completamente en inoxidable cepillado excepto la parte final.

La siguiente novedad la encontramos en el tren delantero. Se ha desechado al horquilla KYB que montaba hasta ahora, y en su lugar recibe una horquilla invertida Marzocchi con barras de 43 mm, 120 mm de recorrido y sin posibilidad de regulación. Pero los tarados son ahora más duros. El reglaje de los dos amortiguadores traseros también se ha modificado, y siguen siendo solamente regulables en precarga.

Parte de este endurecimiento de las suspensiones viene condicionado por la mejora en el equipo de frenos. Las pinzas delanteras son ahora unas Brembo M50 radiales de cuatro pistones, y muerden discos de 320 mm. Detrás, combina una pinza Nissin flotante y un disco de 220 mm. No es necesario decir que el ABS es de serie, como marca la normativa. Hay también unas llantas de nuevo diseño, con 12 radios y más ligeras, que mejoran la manejabilidad. Sorprende que sobre ellas, se han instalado unos neumáticos hi-sport, como son los Metzeler Racetec RR. Da buena cuenta de las intenciones de esta moto, y no son precisamente salir a pasear.

SpeedTwin Details3

Con un asiento situado a 809 mm, la posición de conducción es mucho más cómoda que en la más radical Thruxton. Las estriberas están situadas 38 mm más adelante y 4 mm más abajo, para conseguir una postura menos adelantada y más erguida. El peso total se sitúa en los 216 kg con todos los llenos. Esto incluye los 14,5 litros de gasolina que caben en el depósito, y que se rellenan a través del bonito tapón estilo Monza. Anuncia un consumo de 5,1 l/100, con lo que la autonomía teórica es de unos 280 km, no demasiado elevada si tenemos en cuenta que en uso normal su consumo será ligeramente superior. No lo hemos comentado, pero el chasis doble cuna en acero y el basculante de doble brazo en aluminio, permanecen sin cambios.

Clásica no significa antigua, por eso es “modern”. Buena muestra de ello es la tecnología que incorpora. No está a la vanguardia, pues no es necesario dado su planteamiento, pero sí suficiente. Cuenta con acelerador electrónico y tres modos de conducción: Lluvia, Carretera y Deportivo. Cuenta también con control de tracción, que si bien no es configurable por el usuario, sí funciona de forma diferente según el modo de conducción elegido (se hace desde un botón, incluso en marcha). Junto a la gestión del control de tracción, también modifica el tacto del acelerador o la entrega de potencia. Por último, el control de tracción se puede desconectar si así se desea.

SpeedTwin Details

El cuadro de instrumentos es una oda a la atemporalidad. Dos relojes analógicos, como marcan los cánones, acompañados por sendas pantallas digitales multifunción, y los correspondientes testigos varios. Curiosamente, la iluminación principal no es LED sino analógica, aunque sí lo es la luz diurna/posición, los intermitentes y la luz de freno/posición trasera. Estrena unos nuevos soportes anodizados junto a un aro del faro pintado. Bajo el asiento hay una toma USB. Como opción, es posible incluir un sistema de monitorización de presión para los neumáticos TPMS.

La Triumph Street Twin 2021 está disponible en tres colores (Red Hopper, Matt Storm Gre y Jet Black. Llegará a los concesionarios, el próximo mes de agosto, a un precio de 13.500 euros. Incrementa su precio en 300 euros. Hay además, una gran cantidad de accesorios para personalizarla.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.