Moto del día: Aprilia RSW 250

Moto del día: Aprilia RSW 250

La referencia de la categoría del cuarto de litro durante mucho tiempo


Tiempo de lectura: 3 min.

La Aprilia RSW 250 es, sin lugar a dudas, una de las motos más exitosas y famosas de la historia de las carreras de motos. Estuvo en liza desde el año 1991 hasta 2007 y en su haber cuenta con infinidad de títulos gracias a pilotos como Valentino Rossi, Max Biaggi o Jorge Lorenzo. Durante algún tiempo fue la moto a batir, y no es para menos, dado lo que Aprilia llegó a invertir en una moto que, por entonces, tenía un precio desproporcionado. Como ejemplo, se dice que solo la horquilla costaba 20.000 dólares…

Ya fuera verdad o simple exageración, las motos de la categoría de 250 centímetros cúbicos alcanzaron un nivel espectacular en su evolución. Se llegó a más de 100 CV al embrague y un peso que, según especulaciones, rondaba los 100 kilos. La relación peso-potencia era brutal y, por supuesto, suponía uno de los motivos de los tiempazos que algunos pilotos podían lograr en determinados circuitos.

La última evolución de la Aprilia RSW 250 era algo casi fuera de lo normal. El chasis, un doble viga de aluminio fabricado a mano, tenía una rigidez altísima, pero era muy, muy estrecho y daba soporte a una carrocería que se fabricaba con fibra de carbono y también totalmente a mano, y a un motor “dos tiempos” que, incluso hoy, sigue siendo una locura. A los más de 100 CV antes mencionados, hay que sumarle que se fabricaba con elementos de magnesio fundido, mientras que cada tuerca y cada tornillo, eje o arandela, se fabricaba con titanio. Era mucho más pequeño que cualquier motor “dos y medio” de calle y podía alcanzar las 12.000 revoluciones.

Fue una de las “dos y medio” más rápidas del campeonato y su evolución la llevó a presumir de más de 100 CV al embrague

El basculante también se fabricaba con fibra de carbono, al igual que el RAM Air y todos los elementos periféricos relacionados con este sistema, el cual, según las malas lenguas, tenía un coste de unos 10.000 euros. Incluso la línea de escape era una obra de arte, fabrica a mano con titanio y rematada con silenciadores de fibra de carbono. Hasta el manillar era de fibra de carbono…

Hay pruebas de la Aprilia RSW 250, ya que, por entonces, las revistas eran invitadas de vez en cuando a darse una vuelta con las motos del Campeonato del Mundo de Velocidad. Actualmente, esto es más complicado y menos común, pero en la época de la RSW 250 no. De hecho, Jeff Ware, miembro del equipo de la revista Motorcycle, puso subirse a la moto de Eugene Laverty –la pilotó en la temporada de 2008–, y como cabe esperar, quedó asombrado.

De entrada, destaca lo pequeña que era, aunque también quedó sorprendido porque en su vuelta de adaptación, la primera vuelta nada más salir de pit lane, ya iba más rápido que cualquier otra moto anteriormente. Para colmo, decía que “la RSW va más allá de lo telepático, es una extensión del cuerpo más que una moto”. Llegó a decir que su motor, a partir de 9.000 revoluciones, empujaba más que la mayoría de motos de calle con motor de 1.000 centímetros cúbicos…

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado