Moto del día: Brough Superior 11.50

Moto del día: Brough Superior 11.50

La Rolls-Royce sobre dos ruedas


Tiempo de lectura: 1 min.

Con un motor de válvulas laterales y 1.096 centímetros cúbicos, el modelo 11.50 constituía una motocicleta para sidecar excepcional, y sin él figuraba entre las motos más rápidas de la década de 1930; igual que el modelo SS 100, con motor JAP OHV. Desde 1924, las motos entregadas por la marca contaban con un certificado de “100 millas por hora”, lo que garantizaba un mínimo de 160 km/h de velocidad punta.

El motor de dos cilindros en V a 60 grados fabricado en Nottingham destacaba por la calidad de su diseño como de su construcción. No sólo era una moto rápida y elegante, sino también cómoda y silenciosa. Las motocicletas de la marca inglesa eran consideradas como las Rolls-Royce de las dos ruedas. A pesar de que recibió alguna actualización durante su corta vida (suspensión en línea recta para la rueda trasera, por ejemplo), tan solo 308 ejemplares de la 11.50 fueron construidos.

Con el cese de su producción en 1940, coincidiendo con la bancarrota de la empresa, este modelo se ha convertido en una motocicleta de culto. En 2011, la casa de subastas RM Sotheby’s adjudicó esta unidad de 1939 de esta moto por 36.960 libras, cerca de 42.000 euros al cambio.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.