Moto del día: Bultaco Campera Modelo 79

Moto del día: Bultaco Campera Modelo 79

La Bultaco Campera Modelo 79 fue toda una mezcla de piezas procedentes de no pocos modelos de la marca.


Tiempo de lectura: 4 min.

Nada más nacer, Bultaco empezó a hacer gala de una evidente versatilidad comercial. De esta manera, aunque la Tralla 101 representaba una clara apuesta por el asfalto – tanto en el uso diario como en la competición – lo cierto es que los modelos camperos no se hicieron esperar. Así las cosas, en 1960 la casa catalana lanzó la Sherpa N como una opción perfecta para el día a día en el campo. Alejada de ciertos planteamientos deportivos, esta máquina destacó por su robusta sencillez, plenamente adaptada al vadeo de pequeños ríos gracias a la estabilidad de su chasis.

Además, sus relaciones de cambio – muy cortas – hacían de ella un vehículo apto de cara a negociar los problemáticos caminos embarrados de no pocas áreas rurales. Así las cosas, aunque la bandera de Bultaco era la deportividad la Sherpa N se alzaba como una motocicleta práctica y adecuada para quienes desarrollasen su labor en fincas o amplias zonas agrarias. Sin embargo, había un problema cuando llegábamos al precio. Y es que, aunque no era elevado para los hijos de la burguesía catalana – aquella que usaba este tipo de motocicletas para excursiones de ocio tipo Trail – sí resultaba muy elevado para los trabajadores de finca.

De esta manera, la Sherpa N encontró su principal mercado en el Reino Unido y no en España. Algo, por otra parte, bastante común en las creaciones de Bultaco. La cual ya apuntaba hacia la exportación como su vía natural de crecimiento. Eso sí, para la casa dirigida por Francisco Xavier Bultó resultaba necesario estar presente en el mercado local con motocicletas que fueran más allá de los deseos ejercidos por unos pocos privilegiados. Debido a ello, en 1961 adaptó la Mercurio 125 a las necesidades del público agrícola a fin de presentar la saga Campera.

bultaco campera 79 (3)

A comienzos de los sesenta la saga de las Campera nació como una opción asequible para el día a día del trabajo agrícola aunque luego derivase en modelos Trail enfocados al ocio

Bultaco Campera M.79 Agricultura, el final de una saga

Cuando se presentó en 1961, la Mercurio 125 vino a cubrir el ámbito más económico en la gama de Bultaco. De hecho, en ella se utilizaron componentes sencillos alrededor de un motor donde se priorizó la fiabilidad por encima de la potencia. Sobre esto, la primera Campera presentó algunas pequeñas adaptaciones al uso sobre tierra al girar colocar el tubo de escape en posición elevada o instalar un nuevo manillar más alto y ancho.

No obstante, la pobreza de aquella adaptación fue de tal calibre que siquiera se cambiaron las llantas o los neumáticos. De esta manera, la Campera 125 de 1961 salía a los caminos con gomas de carretera. Eso sí, poco a poco esta nueva saga en la gama de Bultaco fue ganando terreno y personalidad, viviendo en 1966 un desdoblamiento al presentar dos modelos bien diferentes. Por un lado el 21 – dirigido al Ministerio de Agricultura con un precio contenido, de hecho seguía montando neumáticos de carretera – y por otro el 36.

Este último mucho más cuidado y adaptado a un esquema Trail, encontrando en los Estados Unidos su mercado natural a pesar de haberse vendido en España algunas unidades sobrantes a finales de la década. Además, en 1969 la Campera recibe una importante actualización al presentarse una versión con 175 centímetros cúbicos y multitud de elementos plenamente adaptados al todoterreno. No obstante, ya que ésta no era un éxito de ventas su rentabilidad radicó en usar la mayor cantidad de piezas posible procedente de otros modelos.

bultaco campera 79 (1)

Al igual que Sanglas, Bultaco también recibió importantes pedidos por parte de la administración pública

Llegados a este punto, la conocida como Modelo 28 reúne elementos relativos a no pocos modelos de Bultaco. Es más, hoy en día las Campera de finales de los sesenta y comienzos de los setenta resultan buenas donantes en procesos de restauración relativos a diseños más cotizados. De hecho, el paroxismo de todo esto vino con la Campera Modelo 79 de 1972. Conocida como la Agricultura – fue la segunda Campera con pedidos oficiales por parte del Ministerio de Agricultura – en ella se intentaron abaratar los costes todo lo posible uniendo en ellas piezas de unidades nacionales con sobrantes de exportación. Otra de las hábiles operaciones comerciales de Bultaco; experta en reciclar piezas e incluso series enteras de motocicletas como en el caso de la Frontera Gold Medal. Sobre la producción, las cifras parecen acercarse a las 1.400 unidades.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado