Moto del día: Curtiss Hades

Moto del día: Curtiss Hades

Otra eléctrica con un diseño rompedor


Tiempo de lectura: 3 min.

Los ex-Confederate se han animado con la propulsión eléctrica, y después de mostrar su primera creación, la Curtiss Zeus, y tentarnos con un prototipo llamado Curtiss Hera, ahora nos traen al Dios griego del inframundo sobre dos ruedas. La tercera moto eléctrica de los americanos se llama Curtiss Hades.

Lo primero que llama la atención es su diseño tan rompedor como minimalista, obra de JT Nesbit. Entre las dos ruedas vemos una especie de misil con aletas disipadoras de calor que llama poderosamente la atención. Aquí se aloja su batería de 16,8 kWh que funciona a 399 V y que proporciona energía a su motor eléctrico de flujo axial que produce 220 CV y 200 Nm de par.

El inversor que se encarga de transformar la corriente continua de la batería en alterna para suministrar al motor es un Cascadia Motion PM100

Curtiss Hades 1

El chasis de la moto es tubular de 1,75 pulgadas -44 mm-, soldado a mano en titanio o cromo-molibdeno, unido a su aluminio 6061 bellamente mecanizado. La suspensión delantera conserva el tradicional esquema de Confederate, con la suspensión girder, que no es más que un paralelogramo deformable de aluminio en la parte superior de la horquilla, montando un único amortiguador RaceTech, ajustable en compresión y rebote, con 6 pulgadas -152 mm- de recorrido.

Para la suspensión trasera recurre a un monobrazo también de aluminio, con monoamortiguador RaceTech con dos velocidades de compresión y rebote, y mismo recorrido que el delantero, pero en configuración push-rod, ubicándolo justo encima de la batería y dejándolo a la vista.

Para los frenos recurre a Beringer, con cuádruple disco delantero de 230 mm con pinzas de cuatro pistones, mientras en la trasera monta doble disco de 230 mm y pinza de doble pistón de la misma marca. Algo innovador es que las llantas son de fibra de carbono, de medidas 110/80 R18 al frente y 160/60 R18 en la parte de atrás. Algo curioso es que para accionar su freno trasero no hay pedal: se sitúa en la maneta izquierda, por lo que el control y dosificación de la frenada es mayor.

La iluminación es otra parte del diseño que Curtiss ha trabajado mucho: la luz frontal recuerda mucho a las enmascaradas de la Segunda Guerra Mundial, mientras las luces traseras se sitúan bajo el asiento

Curtiss Hades 4

En cuanto a dimensiones, tiene una batalla de 1.574 mm, una distancia libre al suelo de 241 mm y una altura del asiento de 698 mm.

Si te ha gustado la Curtiss Hades, todavía deberás esperar. La producción está previsto que comience en 2020 y su precio no será barato precisamente: partirá de los 75.000 dólares americanos, unos 68.000 euros sin impuestos o transporte. Eso sí, a cambio te llevas una moto única, aunque sea eléctrica.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea