Menu

Moto del día: Fuji Rabbit S1

El scooter que se adelantó a Vespa

Moto del día: Fuji Rabbit S1

Seguramente si preguntamos sobre cual ha sido el primer scooter de producción en masa, muchas personas responderían que fue Vespa, y no les falta razón, pues popularizó un tipo de moto que hasta entonces había sido residual. Pero hay otro scooter que se adelantó al lanzamiento de la Vespa por tan solo seis meses y que tuvo un gran éxito en Japón: hablamos del Fuji Rabbit S1.

El Fuji Rabbit S1 fue el primer scooter que se produjo en Japón por el fabricante Fuji Heavy Industries -posteriormente Subaru-, y sus primera unidades rodaron por sus calles en junio de 1946. También se comercializó en Estados Unidos con relativo éxito. Recordemos que la Vespa fue presentada en abril de ese mismo año, pero no sería hasta meses más tarde cuando se verían sus primeras unidades saliendo de la fábrica, por lo que el Fuji Rabbit se adelantó a la superventas italiana.

Esta moto posee muchas similitudes con la famosa Vespa, aunque también ligeras diferencias en cuanto a diseño. El Fuji Rabbit S1 posee un chasis de escalera tubular sobre el que se montan todos los componentes: carenado, suspensión basculante delantera con doble amortiguador, y trasera monobrazo, motor, asientos y manillar. También disponía de elementos novedosos por aquel entonces, como arranque eléctrico, cambio automático o suspensión neumática.

Como buena moto de mediados de siglo XX, la Fuji Rabbit destacaba por su sencillez y practicidad

Fuji Rabbit 1959 3

El motor era un monocilíndrico refrigerado por aire de 135 cm3 y cuatro tiempos que rendía 2 CV de potencia a 3.000 rpm. Se situaba justo debajo del asiento, dejando espacio delante para reposar los pies, como en cualquier scooter. La batalla era muy generosa con 1.115 mm de espacio entre las ruedas, suficiente para que viajen dos personas cómodamente, marcando 75 kg en seco en la báscula. Con un consumo de 2,9 l/100 km y su depósito de 5,6 litros, era capaz de alcanzar más de 190 km de autonomía.

En cuanto a prestaciones, fue el primer scooter que consiguió alcanzar los 100 km/h en Japón, donde estaban más acostumbrados a motos pequeñas y poco potentes para los desplazamientos urbanos. De hecho, fue un éxito rotundo, pues después de la SGM la economía familiar no estaba para grandes alardes, así que se convirtió en el medio de desplazamiento preferido por los urbanitas.

Hasta 1958 fue la estrella de Fuji Heavy Industries, momento en el cual la compañía detectó la mejora en la economía y comenzó a producir un coche pequeño para las masas, el Subaru 360. Los japoneses tenían ahora más dinero en el bolsillo, por lo que las ventas de la Fuji Rabbit continuaban en descenso, mientras los kei-cars aumentaban sus ventas. Con este panorama, Fuji decidió que había llegado el momento de retirar del mercado este scooter, finalizando su producción en 1968.

En la actualidad el Fuji Rabbit es objeto de deseo de los coleccionistas japoneses, pues marcó un antes y un después en la movilidad de este país, habiéndose convertido en un mito, algo parecido a lo que pasó con Vespa en Italia.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo Gallego

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!