Moto del día: Honda CBR 1100 XX Super Blackbird

Moto del día: Honda CBR 1100 XX Super Blackbird

A la caza furtiva de sus rivales


Tiempo de lectura: 4 min.

Si por algo se caracteriza la década de los 90 es por el auge que vivieron las motos deportivas del país del sol naciente. Cada año un nuevo modelo, más desafiante y más rápido. Cuando la Suzuki Hayabusa se autoproclamó la moto más rápida del mundo, le robó el oro a la moto del día de hoy, la Honda CBR 1100 XX Super Blackbird.

Construida con el objetivo de rodar a altas velocidades y ofrecer un excelente rendimiento en cualquier condición, la Honda CBR 1100 XX Super Blackbird se convirtió en la moto más rápida del mundo cuando fue lanzada en hace más de dos décadas: 287,3 km/h; hasta entonces, la Kawasaki Ninja ZX11 ostentaba el título. Sin embargo, Honda no solo quería una moto veloz, sino un gran modelo deportivo como harían sus homólogas de Suzuki y Kawasaki.

Honda introdujo la CBR 1100 XX Super Blackbird a finales de 1996 como un modelo de 1997. La gama cromática incluía negro, titanio y rojo. Siendo un gran producto, pronto se convirtió en una moto popular por su combinación de un motor suave y potente, buen manejo, gran comodidad, fiabilidad y calidad de rodadura y construcción. Si nos fijamos bien, la CBR más grande no sufrió de cambios importantes a lo largo de los años, ya que fue construida a prueba de balas desde el principio. Tan solo pequeñas modificaciones la hacían mejor moto cada año.

La CBR 1100 XX fue apodada como “Blackbird” en honor al Lockheed SR-71, el avión más rápido del mundo, con una velocidad punta superior a los 3.500 km/h

En el año 1998 la casa japonesa actualiza la carcasa del termostato. Los colores disponibles eran los mismos (dependiendo de en qué parte del mundo estuvieras). En 1999 Honda decide que es momento de actualizar un poco más su buque insignia. Se abandonan los carburadores en beneficio de un sistema de inyección de combustible PGM-FI y se introdujo el ram-air para mejorar la eficiencia aerodinámica, repercutiendo en un radiador de aceite más grande y colocado en una posición más baja.

Además, la capacidad del depósito aumentó hasta los 24 litros (antes 22), se revisó al completo el equipo de frenado, el número de discos del embrague se reduce de nueve a siete, los montantes del disco, cubierta de bobinas y la cubierta del embrague se tiñen de color titanio y también se realizaron cambios leves en los faros, verticales en vez de horizontales, y la potencia aumenta hasta los 164 CV a 9.500 vueltas. Mantuvieron el color negro para los Estados Unidos, pero en Europa el azul entró en escena.

Después de introducir esas mejoras significativas y añadir un nuevo color, Honda consideró que no necesitaba más cambios para el 2000, por lo que la moto se mantuvo prácticamente igual. Para 2001, la CBR 1100 XX Super Blackbird actualizó su cuadro de instrumentos a un tablero digital y se agregó el color plata (Europa). Durante los años sucesivos, Honda siguió produciendo la Blackbird hasta 2007 y tan solo cambió su gama cromática. Como vemos, la CBR 1100 XX Super Blackbird conservó sus características originales a lo largo de los años, y aún se mantienen fuertes en nuestros días.

Honda CBR 1100 XX Blackbird 2

La Honda CBR 1100 XX Super Blackbird es una motocicleta grande, de 2.160 mm de longitud, 720 mm de anchura y 1.490 mm de altura. Lógicamente, las dimensiones repercutían en una masa respetable, aunque no desmesurada: 227 kilos. Su motor también se prestaba acorde a sus dimensiones, un compacto y ligero cuatro cilindros en línea de 1.137 cm3 y refrigeración líquida. Los ingenieros de Honda idearon un sistema de equilibrado de doble eje, eliminando cualquier vibración parásita, y se montó en el bastidor de aluminio sin soportes de goma, aumentado la rigidez estructural.

La suspensión quedaba a cargo de una horquilla telescópica de 43 mm de grosor en el eje frontal y un sistema Pro-Link de un solo amortiguador con ajuste en precarga, proporcionado una agilidad excepcional y una maniobrabilidad satisfactoria, al tiempo que mantiene la principal característica de esta moto, el confort. En cuanto al equipo de frenado, la Honda CBR 1100 XX Super Blackbird contaba con un sistema combinado. Es decir, ya fuese presionando la maneta derecha o el pedal, actuaban ambos frenos, tal y como ocurre ahora en cualquier moto nueva que no esté equipada con ABS.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Jiménez