Moto del día: Honda Wallaroo 50

Moto del día: Honda Wallaroo 50

El pequeño canguro japonés, toda una oda a los vehículos coloridos


Tiempo de lectura: 3 min.

A finales de 1989, Honda decide que ya es hora de jubilar su vetusta Honda PA 50 (conocida también como Honda Camino/Hobbit). El pequeño ciclomotor, producido en Honda Benelux (Bélgica), lleva desde 1976 al pie del cañón. Los japoneses deciden crear un vehículo a medio camino entre un ciclomotor y un scooter, perfecto para ciudad, y que además sea muy atractivo gracias a sus combinaciones de colores llamativos y formas exteriores poco convencionales. Nace así el Honda Wallaroo 50, tomando el nombre del pequeño marsupial.

Exactamente el 11 de febrero de 1990, dos centenares de Honda Wallaroo 50 están listas para darse un paseo por Bruselas, acompañados por el club Honda Gold Wing de Bélgica. En concreto son las primeras versiones, denominadas Cricket & Co. Es un vehículo que sorprende desde el primer momento, precisamente por algunas de sus soluciones técnicas nunca vistas hasta ese momento y pensada para facilitar la vida de los usuarios.

Parece un scooter, aunque realmente no lo es. Lleva un pequeño hueco bajo el asiento que permite almacenar objetos cotidianos. Y lo mejor son los colores, noventeros a más no poder. Rosa brillante, amarillo, verde o morado, combinaciones que nadie se atrevería a juntar, pero que hace que cuando veas una Wallaroo en la calle se te escape una sonrisa. Alguna gente la apodó la Tupperware, por los colores y todo el plástico que usaba, cuando en otros modelos se seguía recurriendo a materiales metálicos.

El chasis es de chapa estampada y cuenta con un motor de dos tiempos de 49 cc que le otorga un total de 2 CV a 5.800 vueltas. Está anclado directamente al chasis, no es basculante. Ligero (60 kg) y con un depósito de 3,3 litros, el uso de llantas de 16″ hace que sea una moto muy estable pero a la vez ágil. Los frenos son de tambor en ambas ruedas. Destaca la trasera, abrazada únicamente por un basculante monobrazo, bajo cuya cubierta va la transmisión.

Desde el primer momento, el Honda Wallaroo 50 es un éxito en Bélgica, aunque algo menos en España o Italia. Se llegan a ofrecer no menos de medio centenar de combinaciones de colores o diseños diferentes, convirtiéndolo en uno de los ciclomotores con más posibilidades de personalización. Esta es una de las bazas de este vehículo, y cada año Honda se afana en ofrecer nuevos diseños que vayan a la moda o tendencias del momento. Y todo ello en dos versiones, una normal económica y otra de lujo, que en este caso cuenta con arranque eléctrico, luces de carretera (largas), y dos espejos.

Desde su lanzamiento en 1990 hasta su cese de producción en 2003 (en España se deja de comercializar en el 2000), la producción pasó de Bélgica a la fábrica española de Montesa. El auge de los scooter hace que este modelo ya no tenga mucho sentido y deje de colorear las calles de las ciudades.

WALLAROO Custom

A destacar el primer modelo, el Honda Wallaroo Cricket & Co, diseñada en colaboración con la popular marca de ropa belga. La rueda trasera es amarilla, la delantera rosa y los paneles laterales son bicolor, más pegatinas y logotipos de la firma de ropa. Existe otra versión completamente rosa con ruedas moradas. En 1992 hay una versión Wallaroo Custom (en la foto sobre estas líneas)con colores que se transforman de un extremo a otro, muy al estilo de las CBR de la época. También están las Wallaroo Graffitti, con dos combinaciones de colores: negro con sillín verde y ruedas amarillas, o blanca con sillín morado y ruedas rosas.

Hoy en día es relativamente sencillo encontrar alguna Honda Wallaroo 50 a la venta, con precios de todo tipo. Es un modelo muy apreciado por los coleccionistas de mopped.

Calcula cuánto cuesta asegurar una Honda Wallaroo 50 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablarán de velocidad y seguridad y sobre todo mujeres que aportarán información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto :  ¡Gas amigas!