Moto del día: Husqvarna WRS 50

Moto del día: Husqvarna WRS 50

Nacida de una colaboración entre el fabricante sueco y la marca española Derbi


Tiempo de lectura: 3 min.

Todos conocemos la marca sueca Husqvarna especializada en motos offroad (bueno, y también en maquinaria de jardinería, pero de eso hablarían en garden.espirituracer.com). Sin embargo, recientemente os contábamos al hilo de la posible llegada de un scooter eléctrico, que HVA ya tuvo un curioso scooter a finales de los noventa. Se trataba del Husqvarna WRS 50 y es del que hoy hablaremos, o al menos os contaremos todo lo que hemos podido averiguar, porque la búsqueda nos ha supuesto más de una crisis existencial.

Pero primero debemos refrescar la historia de Husqvarna para aquellos que la tenga olvidada, o incluso no la conozcan. Vamos a irnos directamente a 1987. Por aquel entonces, la división de motocicletas de Husqvarna fue vendida a Cagiva, quien también había adquirido en 1985 Moto Morini y después, ya en 1991, MV Agusta. Bueno, no entera, porque algunos ingenieros y directivos no quisieron mudarse a Italia (la planta de producción pasó a situarse en Varese), permaneciendo en Suecia y fundando Husaberg AB.

MV Agusta Moto SpA empezó a tener problemas financieros a finales de los 90, para ya en 2001 vender un 20 % de su accionariado a Piaggio. Pero unos años antes y de forma ocasional, los italo-suecos colaboraron con la marca española Derbi (quien curiosamente también fue adquirida por Piaggio el mismo año, 2001) lanzando una serie limitada del Husqvarna WRS 50.

Husqvarna Scooter 01

Para ello tomaron como base el Derbi Paddock LC, un scooter a medio camino entre un modelo convencional y aquellos con aspiraciones offroad que nacieron en los locos años 80. Mecánica de dos tiempos, 6 CV de potencia, refrigeración líquida (de ahí las siglas LC, aunque también había una versión de aire), freno de disco delante de 190 mm y trasero de tambor, llantas de 13″ delante y detrás, así como un peso total de 82 kg. Seguro que muchos la recordaréis.

Y es que Cagiva llevaba ya unos años metido también en el segmento de los scooter. Sin ir más lejos, desde 1991 había empezado a importar desde Taiwan la marca Sanyang (antigua SYM) y vendiendo en Italia sus scooter pero renombrados. De una forma muy similar hizo con la Husqvarna WRS 50 (en la foto anterior se ve en el pie de página que son ellos quienes la distribuyen) pero en este caso con una serie, dicen, de un total de 200 unidades que fueron comercializadas durante 1998 y solo en el país transalpino.

En alguna página hemos podido leer que algunas unidades llegaron a Estados Unidos, sobre todo porque parece que uno de los corredores de la NASCAR en 1998, llamado Bobby Labonte, estaba patrocinado por Husqvarna y con este scooter se podía desplazar cómodamente por el paddock (coincidencia si tenemos en cuenta que era una Derbi Paddock). En el anterior enlace tenéis alguna que otra foto de la WRS 50.

Scooter husqvarna (1)

Pero no queda ahí la cosa, porque parece que un par de años antes también hubo otro scooter Husqvarna o, mejor dicho, un MBK Forte al que le cambiaron las pegatinas. Fue en Brasil, allá por 1995-1996, pero la fecha no está clara. Algunas unidades de esta moto fueron importadas por Agrale, un fabricante brasileño de vehículos tanto comerciales como agrarios, pero también de motocicletas y scooter. Distribuidor de HVA, decidió decorar esas motos con los logotipos de la marca sueca. Ciertamente no es una moto de la marca como tal, pero no deja de ser una rareza.

Por cierto, la marca MBK (antigua Motobécane) tenía también un modelo muy similar en apariencia a la WRS 50 bajo el nombre de MBK Booster Rocket. No hay relación entre ellas, como tampoco las hay con la Beta ARK más allá de la semejanza estética. Y sí, al igual que ahora era común que las marcas se copiasen unas a otras.

Una historia de lo más curiosa.

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Sanaa Mokaddam