Moto del día: Ko-Zaru Z31 A

Moto del día: Ko-Zaru Z31 A

Si una Honda Monkey fuese un cachorro, sería esta que además es la moto más pequeña de cuatro tiempos


Tiempo de lectura: 4 min.

Cuando a principios de esta semana os hablamos de la rara y especial Horex 644 Orca, os contamos que la marca italiana confío en un pequeño taller japones llamado CK Design. Esta empresa, casi artesanal (como muchos preparadores nipones de dos y cuatro ruedas), sigue en pleno funcionamiento hoy en día y puede decir con orgullo que venden la moto de cuatro tiempos más pequeña del mundo. Y si os lo estáis preguntando, es perfectamente legal por las vías públicas, al menos en Estados Unidos y Japón. Se trata de la simpática Ko-Zaru Z31 A.

Sabemos que a la vista de las fotografías habréis dicho: “pero bueno, si eso no deja de ser una Honda Monkey reducida por el protagonista de alguna leyenda nipona“. Pues no os lo negaremos. De hecho, ni la gente de CK Design dice lo contrario, porque ellos aseguran que es el chachorro de una Monkey antes de llegar a convertirse en adulto. Los japoneses, muy emotivos a la hora de describir de forma sentimental, dicen algo así como:

“Un lindo cachorro se puede criar como un perro famoso o un perro rabioso. Hay momentos en que incluso los perros más estúpidos son adorables. Por alguna razón, lo es porque está creciendo. Puede que no sea una expresión apropiada, pero significa que puedes disfrutar de la diversión viéndolo crecer. Se dice que cuanto más revoltoso es un niño, más mono es. Todos los cachorros están esperando que los críes.”

Las Ko-Zaru Z31 A se comercializan en forma de kit, aunque puedes pedir que te llegue montada. Se fabrica de forma artesanal y, como ellos dicen, están pensadas para que duren como mínimo 50 años, por lo que la calidad de todos sus componentes es muy alta. Ojo, recordad que es la responsable de la Horex, una deportiva batalladora en las SoS. Y que se fabrique de forma individual y con calidad dispara los precios, tal y como veremos.

kozaru st31a 00

Con esta moto no nos podemos poner técnicos y hablar de su chasis imperturbable, sus suspensiones que permiten sentir que pasamos sobre un cabello humano, o unos frenos que detendrían la rotación de la Tierra. La Z31 A tiene un motor Honda OHV de cuatro tiempos con arranque por cuerda, que bien podría estar instalado en un cortacésped o en un generador de corriente, y un montón de piezas que hacen una forma de lo más cuqui. Son 31 cc, y si elegimos la Z35, 35 cc, y alcanza unos 35 km/h (optimistamente hablando). El peso total es de unos 20 kg.

Dado su reducido tamaño, se puede transportar en cualquier sitio (venden bolsas para llevarla dentro) e incluso subirla a casa en el ascensor o al hombro por las escaleras, “ahivalahostia”. Usar ese motor de Honda da la ventaja de que no emite olores a gasolina ni a aceite. La transmisión es por cadena, el carburador por diafragma, el encendido por imán transistor y el embrague centrífugo automático. Frenos de tambor, horquilla telescópica y ya, hemos descrito nuestra Ko-Zaru Z31 A.

Lo bonito es que, además, CK Design no se ha limitado a un único modelo con dos versiones de motor. Tienen por ejemplo la Ko-Zaru CZ70, que es como la Monkey CZ100. O la Z35 M, que es como la Monkey Z50. Tienen incluso una ST31 A, que es una Honda Dax (foto de portada) en pequeño, con su chasis monocasco y todo. Pero si eres más de minimotos verdes, como la Kawasaki KV75, disponen de una a escala y que la llaman Ko-Zaru X36 (aunque el motor sigue siendo Honda).

¿Y cuánto cuesta? Pues si miramos su lista de precios, no son baratas. Por la Ko-Zaru Z31 A hay que abonar, al cambio actual, 2.875 euros. Caro para ser un juguete, lo sabemos, pero como decíamos es un juguete de calidad y no de Aliexpress. Hay ediciones limitadas pueden llegar a los 4.400 euros (más que una Monkey 125 actual).

A esto hay que añadir un coste de transporte del kit hasta casa por mensajería. Y si quieres que te llegue montada, son unos 500 euros más a sumar, pero no parece que sea algo extremadamente complicado si tienes unas nociones básicas de mecánica. Lo más difícil, que suele ser el motor, ya viene montado. Y en España una dificultad adicional, matricularla.

No viene ni con batería ni con velocímetro, tampoco con intermitentes (en caso de que sean obligatorios para legalizarla), clausor (palabro para decir “llave de contacto”) ni bocina. Pero todo se puede comprar por separado ya que sirve casi de cualquier tipo. El propio taller dice que está todo disponible en Amazon.

Ahora, sed sinceros. ¿No os apetecería tener una? A mi sí, lo siento, no tengo remedio.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea