Moto del día: Mobylette Cady

Moto del día: Mobylette Cady

El ciclomotor más económico de los ochenta


Tiempo de lectura: 1 min.

Este ciclomotor sería presentado en 1981 haciendo gala de una presentación muy sugerente: el biciclo motorizado más barato del mercado. Costaba menos de 40.000 pesetas de la época, unos 240 euros al cambio, por lo que por el precio de una Vespino te podías comprar dos Cady.

La fabricación corría a cargo de Garate, Anitua y Compañía (G.A.C.), una empresa localizada en la población guipuzcuana de Éibar en el País Vasco que se dedicaba a fabricar bicicletas y motocicletas, especialmente las Mobylette bajo licencia. Curiosamente, fue en 1981 cuando la matriz francesa quebró y, adquirida en 1983 por Yamaha, continua la producción bajo la marca MBK. G.A.C., por su parte, cerró en 2003.

En lo que se refiere al modelo en cuestión, era bastante sencillo. Una transmisión automática de variador continuo, un motor colgado bajo el chasis y unas suspensiones y frenos que estaban acorde al precio. El bloque era de 49 cc, dos tiempos y un solo cilindro. El resultado era una potencia máxima de 2,8 CV a 6.500 RPM que lanzaban los 45 kg de masa hasta los 45 km/h, lo permitido por la normativa nacional en lo referente a ciclomotores.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
cacho_perro
Invitado
cacho_perro

Esa fue la primera “cosa con ruedas” que cogí en mi adolescencia, herencia de mi viejo…. dura como ella sola, aunque con algún que otro defectillo: – muy ruidosa – frenos casi inexistentes – y sobre todo, las cuestas…. el embrague era tan primitivo que se le atragantaba CUALQUIER cuesta, donde siempre tocaba pedalear…. motivo principal por la que mi viejo nos la acabó cediendo pues no le resultaba práctica para ir a los pueblos de alrededor que solían estar por la sierra (para ese viaje iba en bici que era mucho más ligera decía…. se pilló una japonesa con… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto :  ¡Gas amigas!