Moto del día: Montesa Cota 349 Mundial Ulf Karlson

Moto del día: Montesa Cota 349 Mundial Ulf Karlson

Con esta Cota 349, el sueco Ulf Karlson se hizo con el Mundial de Trial en 1980 tras muchos años como fiel servidor de la marca.


Tiempo de lectura: 4 min.

1980 fue un año de contrastes para Montesa. Y es que, mientras en lo deportivo tocaba la cima del Trial, en lo financiero se deslizaba hacia una situación cada vez más peligrosa. Pero vayamos por partes. Así las cosas, llama la atención como durante aquel año el sueco Ulf Karlson – uno de los pilotos oficiales más fieles a la casa barcelonesa – conseguía el título de pilotos en el Mundial de Trial. Además, éste resultó ser un éxito realmente remarcable para Montesa. No en vano, Bultaco había puesto la montura de los vencedores en el Mundial desde su primera edición allá por 1975.

Asimismo, revisando los resultados del Europeo – la prueba homologable en importancia al Mundial antes de la aparición de este último – Montesa sólo había logrado una victoria – 1969, con Don Smith llevando una de las recién estrenadas Cota – dejando el resto de ediciones a OSSA y Bultaco. En suma, la victoria de 1980 suponía la primera en un Mundial para la marca, siendo un justo y anhelado reconocimiento a la excelente calidad plasmada en toda su saga de modelos enfocados al Trial.

Sin embargo, en lo económico las cosas evolucionaban de una manera bien distinta. De hecho, Montesa estaba sufriendo serios reveses debido a varios factores. Para empezar, el mercado estadounidense – esencial para la marca desde mediados de los años sesenta – ya no demandaba tantos modelos de Montesa como antes. Todo ello, especialmente, debido a la clara hegemonía ejercida en América por las marcas niponas. Además, en lo referente al mercado local éste empezaba a experimentar la relajación de las tasas de aduana y los cupos de importación, preparándose así para su futura entrada en la Comunidad Económica Europea. De hecho, tan sólo dos años más tarde, para 1982, Montesa se veía obligada a asociarse con Honda en lo que, a la postre, acabó siendo un dejarse ahogar por una empresa mucho más grande.

En 1980 Montesa estaba viviendo toda una paradoja, llegando a lo más alto del Trial mientras la fábrica entraba en una difícil situación financiera

Montesa Cota 349 Ulf Karlson, la ganadora del Mundial de 1980.

Lo que acabamos de comentar en referencia a Montesa, también se estaba dando en otras marcas históricas del motociclismo en España. Es más, en Bultaco todo resultó mucho más agónico incluso. No en vano, mientras la fábrica entraba en una situación extremadamente delicada – con huelgas constantes, ventas a la baja y la familia Bultó dejando la dirección de su propia empresa – sus Sherpa T eran dominantes en el Mundial de Trial.

Gracias a ello, en el equipo oficial se encontraban algunos de los mejores pilotos del momento, quienes en 1980 se vieron sin futuro según Bultaco tomaba la senda de la crisis económica. Debido a ello, algunos de estos deportistas – con Yrjo Vesterinen a la cabeza, aunque éste colaboraría de forma externa con Bultaco a fin de diseñar la Sherpa T 199B – fueron pasando al equipo oficial de Montesa a fin de disputar el Mundial con las Cota.

No obstante, en medio de aquel movimiento el que finalmente acabó destacando fue Ulf Karlson. Todo un veterano para Montesa, presente en su equipo oficial desde comienzos de los setenta. Y eso que, debido a la precariedad de la época, los ingresos percibidos por la competición resultaban tan escasos que, durante al menos la mitad del año, este piloto tenía que trabajar como pintor en su país. No obstante, su papel en Montesa fue celebrado por la marca incluso con una edición especial de la Cota 247 bautizada con su nombre a mediados de los años setenta.

montesa cota 349 (1)

En 1981 el público pudo disfrutar de la réplica de la montura ganadora gracias a la llegada de la Versión 81, la cual es distinguible gracias al color blanco en contra del típico rojo con el cual siempre se habían vestido las Cota

Además, dada su excelente regularidad, Ulf Karlson siguió compitiendo hasta conquistar el mayor éxito de su carrera en 1980. Es más, aquel Mundial de Pilotos se acompañó con el de Constructores gracias a los puntos sumados por él pero también por Vesterinen y Soler. Es más, ese mismo año Vesterinen lograba la victoria en los Seis Días de Escocia, siendo el primer piloto no británico en conseguirlo para mayor éxito de Montesa. Asimismo, en los Estados Unidos las Cota ganaban el campeonato nacional de Trial con Marland Whaley. Tras todo esto, para la temporada siguiente Montesa lanzó a serie el modelo usado por el equipo oficial durante aquella magnífica temporada. El resultado fue la Cota 349 “Versión 81”. Con 349 centímetros cúbicos y 20 CV a 5.500 revoluciones por minuto con un cambio de seis velocidades. Asimismo, se incluía un nuevo silenciador junto a unos amortiguadores traseros renovados, completando así el lavado de cara realizado en el conjunto depósito-sillín, haciéndolo aún más estrecho en nombre de la manejabilidad.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.