Moto del día: Morbidelli 125

Moto del día: Morbidelli 125

Ángel Nieto la pilotó tras ganar dos mundiales de 125 con Derbi en sustitución del fallecido Gilberto Parlotti


Tiempo de lectura: 4 min.

En España el nombre de Morbidelli va íntimamente unido al de Ángel Nieto. Al fin y al cabo, cuando este piloto fichó por la marca italiana estaba en una de las cimas de su carrera, viniendo de ganar dos años consecutivos el Mundial de 125 con Derbi. Una carrera al alza que contrastaba con la del piloto al que vino a suplir, tristemente fallecido la temporada anterior al sufrir un aparatoso accidente en el trazado de la Isla de Man. No obstante, de cara a poner luz y contexto sobre cómo Ángel Nieto pasó de Derbi a Morbidelli será mejor ir paso a paso.

Para empezar, lo primero que hemos de tener en cuenta al hablar sobre este fabricante italiano es la pasión. Y es que no se nos ocurre otra palabra para definir su génesis, ya que Giancarlo Morbidelli – su fundador en Pesaro – ya tenía de sobra hecha una trayectoria profesional de éxito. Dedicado al mundo de las herramientas para trabajar la madera, su fábrica empleaba a más de 300 trabajadores, siendo una referencia para el utillaje industrial en Italia. Sin embargo, su pasión siempre se había centrado en todo lo relativo al motociclismo. Por ello, en 1969 hizo debutar a su equipo en el Mundial de 50 centímetros cúbicos para al año siguiente ganar su primera carrera en el de 125.

Un año en el que la Suzuki de Dieter Braun adelantó a la Derbi de Ángel Nieto en la clasificación de aquella cilindrada, siendo una piedra más en el progresivo camino de hegemonía tomado por las motocicletas niponas. No obstante, volviendo a Morbidelli la verdad es que los resultados eran alentadores. Especialmente si los encuadramos dentro de las aspiraciones propias de una pequeña escudería cuasi artesanal, aunque tan detallista como para encargar a torneros la realización de válvulas con diseño propio para mejorar los bloque motor de serie utilizados. Una forma de hacer las cosas llena de precisión que, sin embargo, encontró en 1972 un duro golpe. La muerte de su piloto estrella Gilberto Parlotti.

morbidelli 125 (2)

Cuando Parlotti murió en el TT de la Isla de Man se abrió una nueva época en la discusión sobre la precaria seguridad que desplegaban algunos de los circuitos del Mundial

Morbidelli y Ángel Nieto, cuando llegas en el momento más duro

Para comienzos de los años setenta muchos pilotos del Mundial ya se estaban negando en redondo a disputar el TT de la Isla de Man debido a la enorme inseguridad de este trazado. Sin embargo, con el ánimo de rascar algunos puntos que le permitieran ir por delante de Ángel Nieto en la clasificación, Gilberto Parlotti decidió participar con ahínco en la edición de 1972. Así las cosas, y en medio de unas condiciones climáticas adversas, la Morbidelli 125 de Gilberto Parlotti acabó estrellada durante la segunda vuelta.

Un terrible accidente a cuyas heridas el italiano no pudo sobrevivir, produciendo un amplio efecto en el debate sobre seguridad que ya se había encendido en el Mundial años antes. De hecho, Giacomo Agostini se negó a correr más en el TT de la Isla de Man u otras carreras en circuitos similares, mientras que la FIM actualizada el reglamento sanitario para incluir la obligatoriedad de contar con helicópteros medicalizados para la realización de traslados inmediatos al hospital más próximo.

Bajo este contexto, Ángel Nieto se alzaba como campeón de 125 a lomos de su Derbi, cambiando de cara a 1973 a las filas del equipo Morbidelli. Desgraciadamente, la Morbidelli 125 de aquella temporada no estuvo a la altura del vigente campeón del mundo, distanciándolo de lo más alto del cajón para ver cómo, durante dos años seguidos, el título de pilotos era para Kent Andersson con su Yamaha.

morbidelli 125 (1)

Aunque venía de ganar dos mundiales de 125 con Derbi, Ángel Nieto no tuvo con esta marca italiana la suerte que esperaba

Sin embargo, Morbidelli consiguió superar la vergüenza de no poder dar una máquina efectiva a Ángel Nieto – cuando éste atravesaba uno de los mejores momentos de su carrera – poniendo todo en orden para la temporada de 1975. Ahora con Paolo Pileri como jefe de filas, logrando hacerse con el título de pilotos para inaugurar un triplete de Morbidelli continuado por Pier Paolo Bianchi en 1976 y 1977. Tres años que, sumados a los dos campeonatos sucesivos de Derbi con Ángel Nieto en 1971 y 1972 sirvieron para conjurar el dominio ejercido por las marcas japonesas durante la década de los sesenta con los diez títulos conseguidos por pilotos manejando monturas de Honda, Suzuki, Yamaha y Kawasaki.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea