Moto del día: Suzuki TV 250 Wolf

Moto del día: Suzuki TV 250 Wolf

Nada menos que una Suzuki RGV 250 pero completamente desnuda


Tiempo de lectura: 2 min.

Aunque el boom de las naked con prestaciones deportivas tuvo uno de sus momentos de máximo esplendor a principios de siglo, el concepto de moto desnuda derivado de una deportiva es mucho más antiguo. Ya en la época de los dos tiempos, los fabricantes desnudaban sus modelos más prestacionales y añadían un manillar alto para el disfrute alejado de los circuitos. Un buen ejemplo es la Suzuki TV 250 Wolf, un auténtico lobo pero sin nada de piel.

La Suzuki TV 250 Wolf (VJ21A) fue lanzada en 1988, y dejaba a la vista todo aquello que la Suzuki RGV 250 escondía. Al menos en lo que se refiere al motor, porque en la parte de ciclo estaba uno (o dos) pasos por detrás. No era tan sofisticada, y sí más amigable en un uso diario. Pero permitía ciertas alegrías.

Y es que cuando tienes un motor de dos tiempos en V, con 249 cc (56×50,6 mm), refrigeración líquida y alimentación por sendos carburadores Mikuni V32SS, que arroja una potencia de unos 45 CV a 9.500 vueltas y cerca de 40 Nm a 8.000 RPM, además de un peso muy reducido (125 kg), la diversión está más que asegurada.

Suzuki TV 250 Wolf f1do 2

Suzuki TV 250 Wolf – Fotografía: f1do (Bikepics.com)

No era un motor tan potente como en la RGV 250, y sí algo más lleno en la parte media, haciéndolo algo menos estresante. Iba soportado en un precioso chasis doble viga de aluminio, mismo material usado en el basculante de doble brazo. Incorporaba cambios en la horquilla (convencional con sistema antihundimiento en vez de invertida), amortiguador trasero, frenos y medidas de los neumáticos.

En vez de un doble freno de disco delantero, Suzuki montó en la Wolf un solo disco mordido por pinzas de cuatro pistones y 300 mm de diámetro, asistido por otro trasero de 210 mm y dos pistones. Las ruedas eran notablemente más estrechas, con un delantero de 110/70 ZR17 y otro trasero de 140/60 ZR18. El depósito podía albergar unos 17 litros de combustible.

La Suzuki TV 250 Wolf estuvo a la venta únicamente dos años, hasta 1990. Los dos modelos que siguieron a la primera versión, estéticamente eran iguales pero contaban con numerosos cambios, sobre todo a nivel de motor, que hicieron que engordase 3 kilos (pero sin merma de prestaciones apreciable).

A pesar de ser una naked con unas prestaciones más que suficientes, no caló con la misma fuerza que su hermana deportiva. Vendida sobre todo en Japón, llegaron unidades contadas a Europa y también a Estados Unidos. Como curiosidad, hay también versiones de 200 cc, 125 cc y 50 cc, siempre lanzadas de forma paralela a las propias RGV y adoptando en todos los casos el apellido Wolf.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.