Moto del día: Verge TS

Moto del día: Verge TS

Una nueva eléctrica entra en el corral de las enchufables


Tiempo de lectura: 4 min.

El mundo de la automoción viaja a pasos agigantados hacia un futuro que se presupone en modo eléctrico para todo aquello que tenga ruedas y pueda desplazarse. Buena prueba de ello es nuestra protagonista de hoy, la Verge TS, un motocicleta 100 % enchufable con una estampa que no dejará indiferente a nadie.

La marca finlandesa ha dotado a su nueva criatura con un motor eléctrico capaz de producir 80 kW/107 CV, siendo el par de nada menos que 1.000 Nm. Esto hace que la TS pueda alcanzar los 100 km/h en apenas 4 segundos y su velocidad máxima autolimitada se quede en 180 km/h.

Todo ello con una autonomía, según declara la marca, de unos 200 kilómetros en carretera abierta y unos 300 kilómetros si nuestros desplazamientos son por ciudad. En cuanto al modo de recarga, la marca anuncia que podremos tenerla lista en unas 4 horas con una carga normal. Si usamos un sistema de carga rápida esta operación puede reducirse hasta los 40 minutos, completando en ese tiempo el 80 % del total de su capacidad.

 

Verge TS 9

Por otro lado, la Verge TS viene con nuevas innovaciones hasta ahora nunca vistas en una motocicleta, al menos de serie. Evidentemente, y lo que más resalta en una primera inspección, es su rueda trasera carente de buje y a la que llegan tres cables desde su batería para traer la potencia hasta el motor, pero también lo hace la ausencia de un freno convencional en esta: ni disco ni tambor.

En este caso se activa por medio de maneta en el manillar, la que sería la encargada de accionar el embrague en cualquier motocicleta de marchas, y es el mismo motor el que hace la función de frenada. En otras palabras, los mandos de freno son como en un scooter.

Con una estética controvertida y soluciones como su rueda trasera carente de buje, la nueva Verge TS viene para marcar su propio territorio, siendo quizás, la primera Macho Bike eléctrica del mercado

La estética es otra de las cualidades que para bien o para mal, harán de esta nueva Verge TS que triunfe o no entre el público. Podríamos decir que queda a medio camino entre una naked y una Macho Bike, con una imagen compacta que no deja prácticamente nada a la vista. Quizás el subchasis trasero tubular sea la única parte en la que el mecanizado es más evidente.

A nivel de ciclo, Teemu Saukkio, el diseñador y creador de la marca finlandesa, no ha dejado nada al azar, recurriendo a Brembo para la frenada delantera, y a Öhlins, que ha hecho lo propio con una horquilla invertida en el tren anterior y monoamortiguador regulable en la parte trasera. El basculante trasero queda anclado a la zona interior de la llanta, al igual que el portamatriculas, colocado encima de la rueda trasera.

Otros detalles, como pueden ser las estriberas y la posición de estas, nos hacen ver que todo está estudiado para el disfrute encima de esta exclusiva motocicleta. Con las del piloto muy adelantadas, recordándonos a las que se instalan en motos tipo chopper, y las del pasajero alineadas en altura con las primeras, buscando que ambas sean usables para quien este a los mandos de la Verge TS, bien sea en conducción tranquila o para cuando busque acoplar el cuerpo para un pilotaje más deportivo.

En la parte superior del depósito podemos encontrar tanto una pantalla digital que será la encargada de ofrecernos cualquier dato referido a la moto y nuestra conducción, como las tomas para recargar la batería, buscando quizás la similitud con lo que sería un repostaje al uso.

Verge TS 2

Lo que queda claro es que esta nueva motocicleta eléctrica viene con ganas de hacerse un hueco en el mercado. Teniendo como máximas competidoras a las Zero SR/F y Harley-Davidson LiveWire, la Verge TS queda a medio camino entre ambas en cuanto al precio que hay que pagar por ella.

Con una tarifa inicial de 24.990 euros, la marca acepta pedidos desde ya, eso sí, previa paga y señal de 2.000 euros, pudiendo elegir entre seis colores distintos, todos ellos combinados con el negro en terminación mate.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.