ClimaCommand Classic Seat, el asiento de Indian que te refrigera las posaderas

ClimaCommand Classic Seat, el asiento de Indian que te refrigera las posaderas

La tecnología de Indian, basada en el grafeno, es capaz de calentar o enfriar el asiento


Tiempo de lectura: 2 min.

Desde hace años, la comodidad en la moto ha aumentado gracias a sistemas como los puños o los asientos calefactables. No hay nada peor que pasar frío en moto, sobre todo si hay métodos para evitarlo. Ahora Indian está dispuesta a que tampoco pasemos calor y por eso ha desarrollado el primer asiento refrigerado y calefactado a voluntad, y que llama ClimaCommand Classic Seat.

Los asientos tradicionales de la moto usan un sistema denominado HVAC (Heating, ventilation, and air conditioning), o traducido a un lenguaje más fácil de entender, un sistema de resistencias para dar calor y perforaciones por las que circula el aire si queremos refrigerar de forma pasiva. Sin embargo, la marca americana ha querido ir un paso más allá lanzando un sistema de control de temperatura activo, con lo que es capaz de dar calor o frío en función de nuestras necesidades.

El sistema está compuesto por un módulo termoeléctrico patentado por Indian e instalado en el interior del asiento. Una vez que se le aplica electricidad, el módulo absorbe calor en un extremo y, en el opuesto, lo disipa. Si se invierte el flujo de electricidad, el módulo pasa a funcionar al contrario. De esta forma, puede extraer el calor del asiento si queremos enfriar por el verano o bien, hacer que este reciba calor por el invierno para mantenernos calientes.

ClimaCommand Classic Seat

El asiento está recubierto de grafeno (ese material milagroso parecido al polvo de cuerno de unicornio), lo que permite que el frío o el calor que llega a través de un sistema de conductos también patentado por India, se distribuya de forma uniforme por toda la superficie. Al tacto no solo el asiento está caliente, sino que también está frío cuando refrigera. En todo caso se mantiene una comodidad igual o superior a los asientos tradicionales.

Para regular la temperatura, tanto el conductor como el pasajero tiene controles independientes en un lateral (está previsto que, próximamente, esté integrado en el sistema Ride Command en la Chieftain y Roadmaster a finales de año). El control de calor o frío se pueden regular en tres posiciones: bajo, medio y alto.

De momento el asiento ClimaCommand Classic Seat está disponible en Estados Unidos para todos los modelos de 2016 en adelante: Indian Vintage, Chief, Chief Dark Horse, Chief Vintage, Chief Classic, Springfield, Springfield Dark Horse, Roadmaster, Roadmaster Elite, Chieftain, Chieftain Classic, Chieftain Limited, Chieftain Elite y Chieftain Dark Horse. Su precio es de 1.199,99 dólares (1.064 euros), aunque no sabemos si llegará a España como accesorio (es probable).

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Jiménez