Menu

BMW S 1000 XR 2020: mejorando lo que ya era bueno

Ahora más ligera, rápida y versátil

BMW S 1000 XR 2020: mejorando lo que ya era bueno

En 2015, BMW Motorrad sorprendió al mundo cuando lanzó al mercado la S 1000 XR (K67), una sport turismo aventurera de cuatro cilindros que demostró ser tan ágil y capaz como los modelos R 1200 y 1250 GS. Ahora, con motivo del Salón de Milán (EICMA) ha llegado la segunda generación. Así es la BMW S 1000 XR 2020 (K69), más ligera, rápida y versátil.

En el nuevo modelo prácticamente todo ha sido creado desde cero. Como corazón tenemos el último propulsor de 999 cm3 de la marca: un bloque de cuatro cilindros en línea refrigerado por agua que arroja 165 CV a 11.000 RPM y 114 Nm a 9.250 RPM. La banda de revoluciones se ha vuelto a ensanchar un poco más y ha aumentado de potencia gracias a que la entrega del par es especialmente lineal, y brinda ahora unas propiedades de conducción más armonizadas.

Al estar basado en el grupo propulsor de la S 1000 RR, también está acoplado a una caja de cambios de seis velocidades, aunque con una transmisión final por cadena optimizada para velocidades de carretera. En particular, la cuarta, quinta y sexta marcha tienen relaciones más largas para reducir el ruido, el consumo y las vibraciones. Para rematar, hay un renovado embrague anti-rebote y una nueva regulación de arrastre del motor (MSR).

BMW S 1000 XR (24)

La regulación electrónica de arrastre del motor impide el resbalamiento de la rueda trasera al quitar gas o cambiar de marcha bruscamente

El motor, que actúa como un elemento estructural, está abrazado por un chasis más ligero. El bastidor y el basculante pesan 2,1 kg menos, y este último reduce en 1,6 kg la masa sin amortiguar. La nueva BMW S 1000 XR incorpora de serie el chasis electrónico BMW Motorrad Dynamic Electronic Suspensión Adjustment (ESA) de última generación. Como equipamiento opcional, se ofrecen dos modos de amortiguación, Road y Dynamic.

En total, el peso en vació de la nueva máquina de BMW es de 226 kilos, 10 kg menos que su predecesora. Para un mejor rendimiento, la motocicleta bávara está equipada con una serie de modos de conducción y una configuración Dynamic Pro totalmente ajustable, el primero para la S 1000 XR. Hay, por supuesto, ABS, control de tracción, control de «caballitos» con función Power Wheelie, sistema de arranque en pendiente, control de crucero y otras muchas «chuches» electrónicas.

BMW S 1000 XR (14)

La ergonomía se ha perfeccionado para brindar la máxima comodidad de larga distancia y se afirma que la carrocería ofrece una amplia protección contra la presión del viento y demás insultos climáticos. Junto con la nueva F 900 XR, la BMW S 1000 XR 2020 conforma una gama de productos a medio camino entre una sport turismo y una moto de trial, lo que BMW ha calificado con la denominación “Adventure Sport”.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.