Graves problemas financieros para Norton

Graves problemas financieros para Norton

Su actual propietario, Stuart Garner, se encuentra en paradero desconocido


Tiempo de lectura: 2 min.

Nubes negras amenazan la histórica firma británica de Norton. Aunque en los últimos años y bajo la tutela de Stuart Garner el negocio parecía ir viento en popa, parece ser que las deudas con la Agencia Tributaria Británica se han ido acumulando hasta el punto de que podría verse obligada a echar el cierre por tercera vez en su historia.

Fue en 2008 cuando Stuart Garner se hizo con los derechos de la marca. A partir de ahí fue poco a poco manteniendo la gama de clásicas que en aquel momento tenía (las Commando 961 y Dominator nacidas entre 1999 y 2006, su segundo periodo de actividad financiera) e invirtiendo en el desarrollo de nuevas motocicletas.

La más impactante fue la Norton V4 RR y V4 SS a la que siguieron las Norton Atlas 650 y la Norton Superlight. Todo parecía ir viento en popa con una buena cartera de clientes e interesantes ventas. Incluso realizaron una campaña de crowfounding para ampliar capital tras la que un inversor puso 1,2 millones de euros.

SuperlightSS 01

Sin embargo este pasado mes de enero la Agencia Tributaria Británica reclamaba a Norton 350.000 euros de deuda. Realmente el total era de 700.000 euros aproximadamente pero habían saldado la mitad y tenían hasta el 12 de febrero para abonar el resto. De este dinero pendiente la dirección de la empresa apuntaba que algo más de 150.000 euros estaban cubiertos por la desgravación fiscal resultante de haber invertido en los últimos años más de 15 millones de euros en I+D.

Pero en los últimos días todo ha sido muy convulso. Stuart Garner desaparecía de las RRSS e incluso el propio John McGuinness hacía un llamamiento por Twitter para conocer su paradero ya que iba a correr el Tourist Trophy 2020 sobre una Norton.

Debido a estos acontecimientos la consultora BDO tomará la gestión de Norton Motorcycles así como de otras marcas también propiedad de Garner. Se intenta buscar una viabilidad económica tanto para la marca como para los más de 100 trabajadores de la empresa y evitar su cierre. Veremos si hay luz al final del túnel.

COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.