Harley-Davidson Fat Boy 30th Anniversary: homenaje a todo un mito

Harley-Davidson Fat Boy 30th Anniversary: homenaje a todo un mito

Se fabricarán un total de 2.500 unidades a un precio de 27.900 euros cada una


Tiempo de lectura: 4 min.

Solo existe una moto en el mundo en la que antes de irte puedes soltar la frase de: “Volveré“. O incluso “Sayonara, baby“. Este icónico modelo casi no necesita presentación, y forma además parte de la historia del cine. Y este año se celebran los 30 años desde que fue presentada por primera vez así que era una ocasión perfecta para hacerle un homenaje por todo lo alto en formato edición especial. Saludemos a la nueva Harley-Davidson Fat Boy 30th Anniversary.

La Harley-Davidson Fat Boy fue presentada por primera vez en 1989. Su comercialización arrancó un año después, en 1990. Fue diseñada por dos reputados y legendarios estilistas de la marca, Willie G. Davidson y Louie Netz. La intención fue crear una motocicleta que combinase los rasgos clásicos de la marca (se inspiró en la Hydra Glide de 1949) junto a un look monolítico, como si hubiese sido mecanizado a partir de un bloque.

El acabado monocromático en color Fine Silver Metallic, el chasis a juego y sobre todo las llantas lenticulares en aluminio con la rueda trasera expuesta gracias al uso del chasis Softail (que busca una estética hard-tail, es decir, simulando la ausencia de suspensión trasera) consiguieron el efecto buscado. Por supuesto el ancho neumáticos delantero, la carcasa que rodeaba el faro de siete pulgadas y el logotipo alado del depósito pusieron la guinda del pastel.

Y entonces fue cuando la moto se convirtió en un icono tras aparecer en 1991 en la película “Terminator 2: el juicio final”. La persecución a lomos de la Harley-Davidson Fat Boy es una de las secuencias más espectaculares y recordadas de la historia del cine.

Harley Davidson Fat Boy 30th Anniversary 02

Por cierto, ¿alguna vez os habéis preguntado el porqué del nombre Fat Boy? Pues aunque podamos pensar lo contrario no hay nada glamuroso tras ello. Simplemente un acierto en marketing. Willie G. Davidson explica en su libro “100 años de Harley-Davidson” cómo surgió el llamar gordita a este modelo:

“Probablemente os habréis preguntado cómo se nos ocurrió un nombre como Fat Boy para una moto, y he oído muchas historias sobre esto, casi todas ellas falsas. Esta es la verdadera historia: es difícil encontrar nombres que sean populares en la calle. Siempre tenemos que preguntarnos: ¿Cómo va a llamar la calle a esto?; y trabajar a partir de ahí. Buscábamos algo inusual e incluso un poco irreverente, porque hay algo genial en hacer broma con tus productos de vez en cuando. Para mí, y para muchos otros que la habían visto, la moto tenía un aspecto muy gordo. Así que a la gente de marketing se le ocurrió el nombre Fat Boy, y la calle lo adoptó con naturalidad.”

La última renovación de la Harley-Davidson Fat Boy llegó en 2018 y sobre esta base es la que se ha desarrollado la nueva Harley-Davidson Fat Boy 30th Anniversary. Incorpora el motor V-Twin 114 V Milwaukee-Eight, el más potente que se puede montar en la plataforma Softail. Esta fue elegida desde un principio, como decíamos, por mantener el aspecto hard-tail trasero aunque en este caso cuenta con un amortiguador helicoidal bajo el asiento con mando de ajuste remoto para adaptarse al peso del piloto.

Esta edición limitada solo dispone de una opción de color denominado Vivid Black. El oscurecimiento es total incluyendo las llantas Lakester de fundición de aluminio en negro satinado con detalles mecanizados. La única nota de color son los acabados en bronce que encontramos, por ejemplo, en las cubiertas de los balancines del motor. Este cuenta con las tapas del cárter en negro brillante y el escape se termina en tono Ónix negro, un acabado en pintura con deposición física de vapor que bajo luz brillante permite revelar el cromo subyacente.

Harley Davidson Fat Boy 30th Anniversary 03

La carcasa del faro LED, el manillar y los mandos también están acabados en tono Vivid Black. Esta Fat Boy 30th Annniversary incluye un nuevo logotipo Waterslide en tono bronce sobre el depósito. Aquí también encontramos la placa conmemorativa que nos desvela qué unidad de las 2.500 que se fabricarán estamos contemplando.

El precio base de la nueva Harley-Davidson Fat Boy 30th Anniversary arranca en los 27.900 euros.

COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.