Menu

Honda Gold Wing GL1800 2020, ligeros retoques para seguir siendo la reina

Las novedades se centran en suspensiones y modificaciones del cambio automático

Honda Gold Wing GL1800 2020, ligeros retoques para seguir siendo la reina

La Honda Gold Wing es la representación del máximo exponente para viajar sobre dos ruedas. Fue la primera de su especie, aunque sus primeros pasos los dio como una naked con motor de cuatro cilindros y 1.000 centímetros cúbicos en 1975, al Honda Gold Wing GL1000. Ya por entonces presentaba algunas características especiales, como un asientos muy mullido y cómodo, así como una posición de conducción muy rutera.

No queda mucho de aquella primera Gold Wing, que poco a poco fue creciendo en tamaño, en cilindrada y en categoría. El primer carenado llegó en 1981 con la versión Interstate y ya no volvió a desaparecer, hasta que en 1988 se transformó y comenzó a ofrecer casi todo por lo que se conoce actualmente a la Gold Wing, incluido el motor de seis cilindros bóxer.

Aquella generación de la Honda Gold Wing recibió una enorme inversión y se llegaron a crear 60 prototipos de pruebas. Con ella se sentaron las bases de la actual generación, que se puso en circulación en 2018 con un claro y notorio cambio hacia una conducción más ágil y hacia nuevos motoristas más jóvenes que, hasta el momento, no se habían fijado en este trasatlántico.

Honda Gold Wing Tour DCT Airbag 2020 08

Con ese mismo rumbo, Honda ha llevado a cabo algunos retoques en la moto para su modelo 2020. El objetivo ha sido mejorar la suspensión y la maniobrabilidad a baja velocidad, sobre todo en las versiones equipadas con el cambio de doble embrague DCT de siete relaciones (que se ofrece como opción). Una transmisión que acumula más de 100.000 pedidos en Europa, lo que supone el 48 % de todas las ventas.

Para ello, se ha incorporado una función llamada walking (caminando en inglés), que no permite superar los 1,8 km/h hacia delante y los 1,2 km/h hacia detrás. Para su funcionamiento emplea el embrague primario para circular marcha atrás y el embrague secundario para hacer lo propio hacia delante. Las relaciones del cambio automático son diferentes para esta ocasión, más cerradas entre ellas, pero con desarrollos más largos para bajar el rango de revoluciones y mejorar el confort de marcha.

El resto de la Honda Gold Wing sigue sin cambios, con el boxer de seis cilindros y 1.833 centímetros cúbicos como el corazón de la máquina. Este rinde 126 CV a 5.500 RPM y un par de 170 Nm a 4.500 RPM. Cifras propias de un motor de coche, aunque la Gold Wing, con sus 365 kg, requiere un motor a medida.

Hay dos versiones disponibles. La versión básica es la Honda Gold Wing GL1800, que cuenta con la Gold Wing GL1800 Tour Edition, que monta top box y airbag.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.