La Benelli Leoncino 800 sube de categoría

La Benelli Leoncino 800 sube de categoría

El paso de Simba a Mufasa, ahora también con versión "trail"


Tiempo de lectura: 4 min.

Salvo que acabes de aterrizar en el mundo de las motos, ya sabrás que la nueva etapa de Benelli se está caracterizando por sacar productos aparentes, con buen diseño italiano y fabricación china -ojo con los tópicos, que estas motos sorprenden- para contener los costes.

Hasta ahora, se habían centrado en sacar motos para los moteros de iniciación, con motos cuya potencia no solía sobrepasar los 48 CV, pero la buena acogida de sus modelos y el buen número de ventas está haciendo que se lancen a sacar modelos como la Leoncino 800, que aunque aumenta su potencia, también se podrá limitar para conducirla con el permiso A2.

Así pues, en el pasado salón EICMA de Milán los de Benelli presentaron como novedad la nueva Leoncino 800, un modelo de estética continuista respecto a las Leoncino 500 que ya conocíamos, pero que pasa a equipar el propulsor que también conocíamos de la Benelli 752 S, que ha subido de potencia hasta entregar 81,6 CV a 9.000 RPM y un par de 67 Nm a 6.500 RPM.

Benelli Leoncino 800 03

Benelli Leoncino 800

Para el que no conozca la arquitectura del motor, se trata de un bicilíndrico en paralelo de 754 cc, con doble árbol en cabeza -DOHC-, ocho válvulas, refrigeración líquida e inyección electrónica que trabaja en conjunto con una caja de cambios de seis relaciones con transmisión final por cadena.

La Leoncino “a secas” tiene una imagen muy limpia, que como decía es heredada del modelo 500, un aspecto de naked retro con líneas clásicas, en la que destaca un depósito de chapa estampada, un pequeño guardabarros delantero con un león -muy Peugeot-, un chasis multitubular de acero, y un sistema de iluminación con un faro elipsoidal de iluminación led con el logotipo de la marca y el modelo presidiendo el centro del mismo.

En la parte trasera, encontramos un asiento corrido a doble altura con diferenciación de piloto y acompañante de buen tamaño para rodar a dúo, y una instrumentación trasera también compuesta de ledes. En el lateral destaca un sistema de escape 2 en 1 con una salida bastante grande.

Viene muy bien equipada en cuanto a componentes de la parte ciclo, entre los que destacan una suspensión delantera invertida con barras de generoso diámetro de 50 mm, firmada por Marzzochi y un equipo de frenos Brembo con discos de 320 mm semiflotantes y pinzas monoblock de cuatro pistones y anclaje radial, atrás también monta un generoso equipo de frenos, con un disco de 260 mm y pinza de un pistón.

Benelli Leoncino 800 Trail 01

Benelli Leoncino 800 Trail

La Leoncino Trail, más que una moto tipo trail es una scrambler, algo que puede llevar a equívoco a los compradores. No es una moto que aparentemente esté pensada para grandes incursiones offroad, pero que cuenta con ciertos aditamentos con los que podremos “pistear” con algo más de seguridad que con su hermana sin apellido.

Si tenemos el ojo entrenado podremos ver a simple vista que tiene una mayor distancia al suelo, una horquilla de la misma marca y diámetro de barras pero con mayor recorrido de suspensión, una llanta delantera de 19 pulgadas -en vez de la de 17 pulgadas que monta su hermana-, neumáticos mixtos Pirelli Scorpion STR y un manillar más ancho montado sobre unas torretas sobreelevadas para una mejora de la posición de conducción en estas lides.

En el apartado estético también hay algunos cambios, como la visera del faro delantero, la salida de escape elevada con una doble salida de gases o las tapas laterales traseras de estética “portanúmeros” que nos recuerdan a las motos de cross setenteras.

Sin duda será una gran opción para los que busquen una sustituta a su moto A2, o para los que prefieran iniciarse con una moto limitada con la que poder seguir disfrutando una vez sacado el permiso A. Además de todos los elementos de calidad que hemos citado, también contarán con una instrumentación digital en una pantalla TFT a todo color, que hará las delicias de los más geek, así que si estás interesado, has de saber que está prevista su venta para el próximo año, y si su precio es tan bajo como nos tienen acostumbrados ya puede temblar la Ducati Scrambler.

Galería de fotos

Benelli Leoncino 800

Benelli Leoncino 800 Trail

COMPARTE
Sobre mí

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea