Honda Vision 110 2021, el scooter japonés para el día a día

Honda Vision 110 2021, el scooter japonés para el día a día

Bueno, puede que no tan bonito pero sí extremadamente fiable


Tiempo de lectura: 6 min.
Honda lo define como su scooter para cada día. Es decir, es ese vehículo práctico, con un precio de adquisición bajo, fiable, con un mantenimiento ridículo y que todos los días, sin excepción, será capaz de llevarte de A a B y vuelta. ¿Es bonito? Muchos dirán que no. ¿Emocional? Tampoco. Pero es que no entra a jugar en esa liga. El Honda Vision 110 2021 es como su abuelo, el Honda Super Cub, un vehículo para mover a las masas. Y sin duda en ese cometido pocos son capaces de igualarle y seguramente casi ninguno superarle.

Estamos en 2012, año del lanzamiento en Europa del Honda Vision 110. Seguro que os preguntáis que si en Europa con el B convalidado se pueden llevar vehículos de hasta 125 cc, cuál es el motivo para montar un motor más pequeño. La respuesta es fácil: economía de escalas. Si fabricas el mismo vehículo, idéntico y para todo el mundo, los costes serán menores. Y en Asia la cilindrada de 110 cc (como la 150 cc) tiene su mercado. Y realmente no hay una pérdida apreciable de prestaciones en un vehículo que no se compra para buscar el máximo rendimiento.

El nuevo Honda Vision 110 2021 es completamente nuevo, tanto a nivel de chasis como de propulsor. Recurre a un motor enhanced Smart Power (eSP) de 109,5cc, distribución SOHC, dos válvulas, inyección de gasolina y refrigeración por aire. Ha sido completamente rediseñado, siendo ahora más ligero (22 kg), algo más potente (8,7 CV a 7.500 RPM en vez de 8,4 CV a 8.000 vueltas) y con más par motor (9 Nm a 5.750 RPM frente a los 8,86 Nm a 6.500 revoluciones que entregaba antes).

Honda Vision 110 2021 13

Las cotas internas se han cambiado, pasando de 50×55 mm a 47×63,1 mm. El diámetro ha disminuido y la carrera ha aumentado, al igual que la relación de compresión, que ahora es de 10:1. La puesta a punto de la inyección ha rebajado el consumo en un 5 %. Puede parecer poco, pero cuando nos movemos por debajo de un consumo de 2 l/100, es toda una proeza. Con solo 4,9 litros de capacidad en el depósito (ha perdido casi medio litro), presume de una autonomía de 260 km con un solo depósito. El consumo declarado es de 1,83 l/100 km. Algunos beben más cantidad de cerveza en un día.

Como en el resto de scooter Honda, la tecnología de baja fricción está por todos los rincones. Me temo que cualquier día uno se acabe deslizando en el asiento porque las piezas resbalarán en el interior y el exterior. Pero con ello se consiguen estas cifras, junto a unas emisiones mínimas (Euro 5). Ya en la anterior generación montaba el sistema de paro al ralentí Idling Stop, que para el motor automáticamente después de que esté 3 segundos al ralentí, con el scooter estacionario y los frenos aplicados, y vuele a arrancar al instante al girar el acelerador.

Como os explicamos en otras ocasiones, esto es posible a que monta un ACG (Alternating Current Generator), que hace las veces de motor de arranque y alternador. Está montado en el extremo del cigüeñal, girando el motor directamente, y eliminando cualquier ruido debido al acoplamiento de engranajes. Junto al ACG, el sistema de retroceso de giro que vuelve el cigüeñal a su posición antes de la admisión, y a un mecanismo de descompresión que elimina la resistencia al giro del cigüeñal debida a la compresión, el arranque es inmediato.

Honda Vision 110 2021 27

El chasis del Honda Vision 110 responde a la arquitectura Smart Architecture Frame (eSAF). Es más ligero, sustituyendo al diseño de columna inferior de acero tubular que se venía usando hasta ahora. Fabricado en acero prensado, soldado con láser y con un equilibrio de rigidez estudiado, se ha buscado la manejabilidad, tacto, estabilidad, confort y muy importante, durabilidad. Debemos pensar que el Honda Vision 110 es, para mucha gente que vive en Asia, el único vehículo. Llevan en él toda la familia o la compra del mes, o lo que venden, y la moto tiene que durar años sin que se parta en dos trozos. Resisten auténticas barbaridades.

En cotas, el ángulo de lanzamiento está fijado en 26° 30’, con un avance de 71 mm y una distancia entre ejes de 1.280 mm. El peso en orden de marcha es 2 kg más ligero, con 100 kg en total. Equivale a un peso pluma, mejorando las prestaciones de su predecesor con el aumento de potencia y par motor, que además lo entrega a menos vueltas.

La horquilla telescópica de 31 mm está sobredimensionada. Es del mismo diámetro que la que monta la Honda SH Mode 125, y esta pesa 18 kilos más. El recorrido es de 90 mm. Detrás recurre a una unidad basculante con monoamortiguador con 74 mm de recorrido.

Honda Vision 110 2021 30

Combina una llanta delantera de 16″ con otra trasera de 14″. Las dimensiones de las ruedas son, respectivamente, de 80/90 y 90/90. Con un freno delantero de disco de 220 mm, una pinza de simple pistón y un tambor trasero de 130 mm, tenemos más que de sobra para detener la moto ayudados por la frenada combinada.

A pesar de que el Honda Vision 110 2021 responde a un enfoque económico, no se deja de lado la tecnología (como con el sistema de paro al ralentí) u otros elementos actuales. La imagen es muy actual, en la línea de sus primos como el Honda SH 125 o el citado SH Mode 125. Bajo el asiento ahora hay más espacio (gracias al chasis y el menor volumen del depósito), pudiendo albergar 17,7 litros.

Estrena llave de proximidad Smart Key, que permite arrancar la moto sin sacarla del bolsillo. La instrumentación también es nueva, con un velocímetro analógico y un panel LCD. En cuanto a la iluminación, sigue confiando en las bombillas de toda la vida tanto delante como detrás. Detalles en los que se puede ahorrar sin problemas. Hay una guantera en la parte izquierda (sin llave), y un gancho portabolsas para llevar más bultos sobre la plataforma plana.

El Honda Vision 110 2021 estará disponible a partir de marzo de 2021 a un precio todavía por fijar. El modelo actual tiene un precio de tarifa de 2.330 euros. Estará disponible en los siguientes colores: Blanco Jasmine Perlado, Negro Poseidon Metalizado, Negro Mate Galaxy Metallic y Rojo Candy Noble.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.