La Kawasaki Versys 1000 recibe un lavado de cara en Milán

La Kawasaki Versys 1000 recibe un lavado de cara en Milán

Muchas novedades en la parte electrónica para seguir manteniéndose fresca


Tiempo de lectura: 3 min.

Kawasaki ha aprovechado el EICMA de Milán para darle un lavado de cara a su maxi trail, la Kawasaki Versys 1000. Toda la parte mecánica de la moto sigue siendo en esencia la misma y los cambios se han centrado principalmente en la electrónica y el equipamiento.

La Versys 2019 viene con un aluvión de gadgets para seguir siendo competitiva en un segmento en el que la vanguardia tecnológica y los equipamientos abultados se están poniendo de moda en los últimos tiempos. Las trail ya no son esas motos toscas y camperas para mancharlas por el barro. Ahora son ordenadores con ruedas.

La principal novedad es el nuevo control de crucero electrónico que equipa. Para incluir este dispositivo los ingenieros japoneses han tenido que trabajar en el motor, dotándole de un nuevo cuerpo de mariposa controlado electrónicamente, en vez de emplear el tradicional cable de acero conectado al puño. Este sistema es mucho más preciso y seguro que los controles de crucero mecánicos cuyo funcionamiento se basa en «morder» la maneta del gas en una posición fijada por el piloto.

La nueva Kawasaki Versys 1000 también estrena el sistema de frenado antibloqueo KIBS que ya se estaba montando en los modelos más prestacionales y deportivos de la marca, y que ahora llega a la maxi trail. Además, cuenta con un nuevo sistema de iluminación LED más potente que el anterior y con el que será más seguro circular de noche.

A mayores de la versión estándar, los compradores más pudientes podrán decantarse por Kawasaki Versys 1000 SE, que viene con una dotación aún más generosa. A lo que ya trae el modelo convencional se le añade una pantalla TFT a color para mostrar la instrumentación, luces de curva -también con tecnología LED-, y el avanzado sistema de suspensión electrónica de Kawasaki KECS. Por último, la SE también cuenta con un quickshifter, o cambio rápido sin embrague, tanto para subir marchas como para reducir.

Al igual que en la Kawasaki H2, ahora también será posible enlazar el teléfono móvil a la moto para poder configurar desde ahí algunos parámetros así como consultar cierta telemetría. A mayores, la versión SE trae de serie la nueva pintura de larga duración que puede «auto repararse» si los daños o arañazos que sufre no son muy graves.

En resumidas cuentas, con esta maniobra los japoneses buscan mantener un modelo que en lineas generales está funcionando bien y que a nivel técnico no desmerece ni achaca el paso de los años, pero mejorando el apartado tecnológico, que es donde más está avanzando la industria en los últimos años.

La Kawasaki Versys 1000 es de las propuestas más asfálticas, civilizadas y urbanitas que hay dentro del segmento maxi trail, por lo que todo este equipamiento a buen seguro ayudará a atraer a un buen número de nuevos compradores que valoren este tipo de cosas por encima de contar con una parte ciclo más agresiva o un motor con mayor mordiente.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.