¡Récord! A más de 200 km/h en una Yamaha RD 400 de 1977

¡Récord! A más de 200 km/h en una Yamaha RD 400 de 1977

Grady Chance, Alvin Méndez y sus amigos de Lakeland Motorcycle Parts triunfan en Bonneville


Tiempo de lectura: 3 min.

Todos los años se rompen récords en la Bonneville Speed Week, la semana de la velocidad del mítico lago salado de Bonneville. Y uno de los más bonitos que se ha superado en esta edición 2021, está protagonizado nada menos que por una preciosa Yamaha RD 400 de 1977. Y como suele ser habitual en estas competiciones, detrás no hay un equipo potente con presupuestos elevados y patrocinadores, sino un grupo de amigos y sobre todo, una enorme pasión por lo que hacen.

La historia la protagoniza Grady Chance, Alvin Mendez y sus amigos de Lakeland Motorcycle Parts, una tienda de repuestos y preparaciones de Lakeville, Florida. Hace tiempo decidieron acercarse a Bonneville, para ver lo que allí se cocía, y se dieron cuenta de que la mayoría de equipos eran grupetes de amigos, con más ilusión que medios. Y ellos de lo primero iban sobrados.

Especializados en construir y mejorar motos antiguas, estaba claro que de competir lo debían hacer en la categoría de Classic Modified. Pero aunque la mayoría de equipos deciden utilizar motos de 500 cc, Grady decidió usar la RD 400 que, de serie, ya daba 177 km/h y el récord estaba fijado por aquel entonces estaba en 181 km/h desde 2016.

RD400 scaled 1

Con Álvin Méndez como piloto, Grady se puso manos a la obra con el fin de poder preparar el motor y extraerle más potencia de los 44 CV que declaraba de origen. En dos semanas ya tenían la moto, aunque solo habían podido hacer una prueba rápida en carretera y comprobar que, en cuarta velocidad, picaba los 144 km/h.

Pero tres días antes de la carrera y el las pruebas ya definitivas, el motor gripó cuando iba por encima de 200 km/h, en quinta a fondo. A la carrera tuvieron que abrir y reparar el motor, para volver a cerrar y enviar la Yamaha RD 400 a competir a las lagunas saladas de Bonneville. Además y como se puede apreciar en las fotografías, la moto no solo es rápida sino que también estéticamente se trabajó, con un trabajo de pintura realizado por Glenn Peterson y que combina el color azul con los famosos Speed block negros de Yamaha.

Grady Chance team photo

A la hora de elegir neumáticos, no lo tenían muy claro. Hay que tener en cuenta que la sal que cubre la superficie ofrece mucha resistencia a la rodadura pero, al mismo tiempo, muy poca tracción. Terminaron finalmente eligiendo unos Continental ContiClassicAttack radiales, en parte porque Alvin ya tenía experiencia con esta marca tanto en motos como coches.

El pasado 31 de agosto, y en su primera incursión en la Speed Week, Grady, Chance, Alvin Méndez y todo su equipo batieron el récord AMA de velocidad de la categoría con un mejor registro de 206 km/h. Tras este éxito, ya piensan en 2022 donde piensan que pueden tener al alcance tres o cuatro récords más, únicamente haciendo mejoras aerodinámicas a la moto y poder así participar en otras categorías de clásicas.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Sanaa Mokaddam