Un viaje a Marruecos con la Royal Enfield Himalayan

Un viaje a Marruecos con la Royal Enfield Himalayan

La primera parte de la crónica ya está en espíritu RACER aventura


Tiempo de lectura: 1 min.

Hemos querido dar un paso más allá tras la prueba que hicimos en espiritu RACER moto de la Royal Enfield Himalayan. Aprovechando nuestro nuevo portal de actualidad y reportajes para los más atrevidos, espíritu RACER aventura, el sábado pasado sacamos a la luz la primera parte de una crónica de un viaje por Marruecos. Una aventura que intenta llevar al límite la polivalencia de la Himalayan, con un motor de 25 CV y una considerable carga encima, con el objetivo de atravesar el terreno marroquí. Nuestro compañero Gonzalo no es la primera vez que lo hace.

15 días y 6.300 kilómetros para poner a prueba la moto en un largo viaje que empieza en Valladolid y, tras la primera parte, acaba en Algeciras. Los primeros e interminables 770 kilómetros pertenecen a los de la ruta de la Plata, que bajan hasta Sevilla. Durante el trayecto nuestro expedicionario pasa por Mérida, donde hace noche de forma improvisada, y finalmente llega al puerto donde espera coger su barco hacia África.

Detalla a los aventureros que le harán compañía en el barco, durante los 12 km de mar que le restan: aguerridos polacos con sus BMW R 1200 GS y Africa Twin, o el transportista de pescado que vuelve a visitar a su familia en Agadir -un pueblo de la costa africana-. Las siguientes entregas saldrán a razón de una semanal, por lo que os invitamos a que viajéis a través de nuestra lectura, en estos momentos difíciles para hacerlo con vuestra propia moto..

Podéis leer la primera parte de la crónica completa aquí: 15 días por Marruecos con una Royal Enfield Himalayan.

COMPARTE
Sobre mí

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.