Italian Resilience, la espectacular Yamaha GTS 1000 de Lorenzo Frugaroli

Italian Resilience, la espectacular Yamaha GTS 1000 de Lorenzo Frugaroli

Esta GTS 1000 que iba para el desguace renace como homenaje a la "resistencia italiana"


Tiempo de lectura: 3 min.

La Yamaha GTS 1000 es una moto fascinante. Ya os hablamos de ella hace tiempo y de su particular chasis omega con dirección desacoplada. Estuvo a la venta desde 1993 hasta 1999, pero los costes de desarrollo y las bajas ventas obligaron a cesar su producción. Algunos la consideran un fracaso pero nosotros preferimos decir que fue una adelantada a su tiempo. Hoy en día sigue fascinando por su fiabilidad, estabilidad y prestaciones a pesar de tener una media de edad de 25 años.

FMW Motorcycles, con Lorenzo Fugaroli a la cabeza, decidió rescatar una GTS 1000 que iba a ser pasto del desguace y darle una segunda vida. Con un nombre muy apropiado a los tiempos que correr, la Italian Resilience (Resistencia Italiana) ha convertido este modelo turístico en toda una naked de aspecto deportivo e incluso diríamos que futurista. Todo ello gracias al sistema delantero RADD MC diseñado por James Parker, seña de identidad de la GTS.

Una vez despojado de todo el carenado, Lorenzo empezó a trabajar en el motor. Recordemos que la GTS montaba el mismo propulsor que la Yamaha FZR 1000 Génesis pero dotado de inyección electrónica. Pero el sistema EFI se eliminó y optó por una pareja de cuatro carburadores de FZR de 1987 con kit Dynojet. La bomba de combustible es de origen Suzuki. Con la puesta a punto actual, incluyendo el escape Akrapovic, la potencia pasó de los 95 CV de origen a los 130 CV actuales.

Yamaha GTS 1000 "Italian Resilience"

El radiador está girado 90º y fabricado a medida. Una bomba de agua de MV Agusta se encarga de mantener la temperatura controlada. Todo el cableado fue hecho desde cero y simplificado, incluyendo el encendido así como las señales necesarias para el nuevo cuadro de instrumentos Veloma encastrado sobre el falso depósito.

La carrocería está fabricada íntegramente en aluminio. El falso depósito oculta el airbox, pero no completamente ya que se ha recortado para que se puedan ver las trompetas de admisión de los carburadores. La caja de aire está presurizada mediante una nueva toma frontal y, justo debajo, el nuevo faro que proviene de una Piaggio Beverly. El depósito está ahora bajo el asiento, con la toma de combustible en el colín.

En la parte de ciclo también hay trabajo. El amortiguador delantero de origen se cambió por uno de una Yamaha R6. La llanta delantera está fabricada combinando el aro de una Honda NSR con el buje y los radios de la llanta trasera de una VFR. El basculante original fue sustituido por el de una VFR, incluyendo su llanta, consiguiendo un aspecto monobrazo tanto delante como detrás. En este caso, el amortiguador situado bajo el motor es de una Buell Cyclone.

Yamaha GTS 1000 "Italian Resilience"

Lorenzo Fugaroli participará con su creación en el Campeonato Mundial AMD de Custom Bike Building, previsto de momento para octubre de 2020.

Fotos de Inazumacafe

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pablo Mayo
Editor

Me fascina.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Jiménez