Yamaha XT 500 H2O Concept, una moto que funciona con agua a presión

Yamaha XT 500 H2O Concept, una moto que funciona con agua a presión

Este prototipo ha sido creado en colaboración con el diseñador Maxime Lefebvre


Tiempo de lectura: 3 min.

Muchos recordamos la Yamaha XT 500, una trail enduro que vio la luz allá en 1975 y estuvo a la venta hasta 1981. Compartiendo motor con la Yamaha SR 500 y la TT 500, su enfoque offroad le permitieron ganarse muchos adeptos, ya que servía para multitud de propósitos (por ejemplo, ganar el Dakar), ganándose una merecida fama de moto simple y duradera. Ahora esta idea se reinterpreta con la Yamaha XT 500 H2O Concept.

El diseñador industrial Maxime Lefebvre es quien se encuentra tras este proyecto, en el que ha colaborado estrechamente con Yamaha. En su página de Behance podéis ver cómo fue todo el proceso de desarrollo del prototipo, desde los primeros bocetos hasta el resultado final, que es el que podéis ver en las diferentes fotos que os mostramos.

Maxime ha intentado plasmar las líneas maestras de la XT 500, pero con un enfoque modernizado y muy simplista. Ya sabemos que el papel y los Power Point aceptan casi cualquier idea (lo complicado es llevarlo a la realidad), por lo que en este caso vamos a dejar llevarnos por la idea y dejaremos para el final su viabilidad en la vida real.

Yamaha XT 500 H2O Concept 11

En la Yamaha XT 500 H2O Concept, el protagonismo recae en su motor, el cual funciona con agua. En un primer momento podríamos pensar que estamos ante una motocicleta de las llamadas de pila de combustible de hidrógeno, pero no es así. El motor utiliza el agua, pero no como parte de un proceso químico que genera electricidad, sino que es la propia agua la que colabora en el impulso.

Digamos que el motor es como una pequeña central hidráulica con un circuito cerrado de agua. Cuenta con dos depósitos que simulan la distribución de un motor en V a aproximadamente 70º. El superior es el principal, y cuenta con una válvula de llenado para reponer el agua en caso de pérdida.

El situado horizontalmente es el tanque de presión, donde se acumula el agua antes de entrar en la bomba de agua (recuerda a un embrague) donde alcanza una presión suficiente como para salir a través de un inyector por un conducto que recorre internamente el basculante. Al final del mismo se encuentran las palas hidráulicas que reciben ese chorro de agua. La fuerza del agua hace girar la rueda trasera antes de que vuelva a través del segundo conducto, de nuevo al tanque principal situado casi verticalmente.

Yamaha XT 500 H2O Concept 07

Lo que el prototipo no explica es de dónde saca la bomba la energía necesaria para impulsar el agua. En una de las fases de creación del prototipo se puede ver al piloto con una mochila eléctrica a la espalda, siendo esta la que suministra la energía. Obviamente la batería podría situarse en el chasis o en la parte superior, pero las pérdidas ocasionadas a la hora de mover el agua serían superiores a, por ejemplo, usar la energía para impulsar un motor eléctrico.

El resto de la moto es muy futurista, con una dirección que no cuenta con conexión mecánica entre el manillar y la rueda delantera. Sin partes mecánicas pesadas, la Yamaha XT 500 H2O Concept da la impresión de ser muy ligera. Por supuesto, un buen número de piezas son transparentes y de tonos azulados (llantas, colín, etc), en una clara alusión al agua.

Yamaha XT 500 H2O Concept 04

Yamaha le ha puesto la coletilla “2025”, pero dudamos mucho que vea la luz en cinco años. ¿Como prototipo para el Salón de Tokio? Podría ser una posibilidad. Ah, también la hay sabor limón.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pablo Mayo
Editor

Ya dudo que logren llevarlo a cabo por un problema: la cavitacion. Si cambiasen el agua por aceite, sería más realista, como la Drysdale 2x2x2, la KTM 2WD o la Yamaha 2-Trac.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea