El fin del periodismo de calidad está cada vez más cerca

El fin del periodismo de calidad está cada vez más cerca

Una mentira sobre el KYMCO Like EV eléctrico que ha dado la vuelta al mundo sin que casi nadie lo parase


Tiempo de lectura: 4 min.

Decía Mark Twain aquello de: “Nunca dejes que la verdad se interponga en el camino de una buena historia”. Este axioma se repitió luego en películas como “La pícara Soltera” o “Primera Plana” (esta última quizás la más conocida). Hoy en día parece que la mayoría de los medios lo han tomado como la columna vertebral, alejándose del Código Deontológico Periodístico en el que se esgrimen palabras como “verdad”, “investigación”, “contrastación” y “rectificación de las informaciones erróneas”. Parece que todo vale, y que las acciones deshonestas hacia los lectores no tienen repercusión. Y hoy hemos asistido claramente a una más que por desgracia no será la última, me temo.

Os voy a poner en situación. Allá por 2018, KYMCO presenta su proyecto IONEX para vehículos eléctricos. Entre ello destaca su primer prototipo, una concept bike denominada KYMCO Like EV, y fabricada tomando como base el conocido scooter de aspecto retro taiwanés. Repetimos, una concept bike es decir, una moto sin recorrido hacia la producción (lo que sería denominado entonces prototipo). Tras ser mostrado en los principales salones asiáticos, llegó también a Europa, tanto a INTERMOT como al EICMA.

Lo cierto es que esta concept bike tenía una pinta fabulosa. Y no hablamos de la parte estética sino de el concepto en sí mismo. Un scooter eléctrico equivalente a una 125 cc, con tres baterías. Una de ellas es fija y las otras dos, extraíbles e intercambiables en una estación de recarga. De esta forma, se puede adaptar la autonomía (hasta 200 km) en función de las necesidades. No hay recargas ni tampoco hay esperas porque puedes ir a una estación de baterías, coger una y ponerla a tu moto ya cargada. Y tampoco tienes que arrastrar un montón de kilos por una carga que no vas a utilizar, pudiendo aprovechar el hueco que dejan para guardar tu casco, tu mochila o una pequeña compra.

Journalist

Nenad Stojkovic (CC BY 2.0)

Han pasado dos años largos y de repente esta moto vuelve a ser actualidad. Ayer la noticia saltó a nivel global, desde Asia a Estados Unidos. Y por supuesto, en España. Este KYMCO Like EV estaba a la vuelta de la esquina, se iba a vender ya en Taiwán y llegaría a Europa. Es más, llegaría por 1.200 euros, más barata incluso que su equivalente en gasolina.

Casi nadie preguntó nada, casi dijo nada. Casi nadie se cuestionó la veracidad. Casi nadie investigó. Casi nadie contrastó. Sí, eso que comentábamos que decía el Código Periodístico y que debía ser el pilar en la elaboración de cualquier noticia. Muy pocos no cayeron en la trampa, entre ellos nosotros. ¿Por qué? Porque hicieron lo que tenían que hacer. Algo tan sencillo como contrastar la información, y no tomarlo como una verdad simplemente porque todo el mundo lo haya publicado.

Uno podría pensar que muy posiblemente este modelo se lanzase en Taiwán. Pero que no hubiese un anuncio oficial por parte de la marca, es extraño. También que a lo mejor, un medio les ha levantado la exclusiva. Pero si sigues profundizando, ves de repente que los medios anuncia que llega a Europa. ¿Cómo? Un scooter que funciona con un sistema de intercambio de baterías llega a países donde no existe ninguna infraestructura para ello. Sería un caso muy claro en el que “el carro va por delante de los bueyes”. Y luego se remata todo con un precio imposible, pero no solo imposible aquí sino incluso allí.

KYMCO IONEX 01

IONEX funciona en Taiwán porque allí compite directamente con Gogoro. Ambas marcas cuentan con un sistema muy potente de estaciones de intercambio de baterías. Pero ni aquí ni en Estados Unidos hay nada parecido. Es imposible que KYMCO anunciara ese scooter para aquí sin antes hacer lo propio respecto a una red de intercambio parecida, aunque fuera (diciendo una tontería) en sus propios concesionarios oficiales. Y eso no se monta en seis meses, ni en un año por lo que el KYMCO Like EV nunca podría llegar este año.

Y así estamos ahora, con centenares de medios dando como cierta una mentira y lo que es peor, no haciendo lo que tenían que hacer y que no es otra cosa que “rectificar las informaciones erróneas”. Y no lo hacen porque una mentira les dará más visitas que la verdad. Y si lo hacen, lo harán cambiando ligeramente el texto, pero el titular o los enlaces en redes sociales seguirán siendo iguales. Mintiendo descaradamente al lector, que llegará en busca de una información y solo encontrará una mentira. Una vez más.

La historia era buena, sí, pero es que no es verdad. Y por desgracia, ya no es 28 de diciembre. El fin del periodismo de calidad está cada vez más cerca. Pero en espíritu Racer seguiremos en el camino correcto.

Fake de portada: Pngall.com Creative Commons 4.0 BY-NC

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.