Vins EV-01, de los dos tiempos a la versión eléctrica

Vins EV-01, de los dos tiempos a la versión eléctrica

Los italianos presentaron un modelo eléctrico tan deportivo como ligero


Tiempo de lectura: 2 min.

Si recordáis, hace un mes os hablamos de una rara avis en el mundo de los cuatro tiempos. Se trata de la Vins Duecinquanta, una motocicleta con motor de dos tiempos y 250 cc que es capaz de desarrollar unos 80 CV para un peso de escasamente 100 kg. Pues ahora los italianos han saltado de los motores humeantes de agujeros al siglo XXI ya que han presentado la Vins EV-01, su primera moto eléctrica.

Lo cierto es que el planteamiento ha sido el mejor que podían hacer. Con el fantástico desarrollo logrado ya en la Duecinquanta, han adaptado el chasis y la parte de ciclo para alojar todo el equipamiento eléctrico necesario. Como no tenía ningún sentido ponerse a trabajar en ello desde una hoja en blanco, ha preferido llegar a un acuerdo con un reconocido fabricante de motos eléctricas y coger lo que necesitaban.

La firma escogida ha sido Zero y el equipo, el mismo que montan en su modelo Zero DS. El modelo de acceso de la firma americana dispone de varias versiones por lo que Vins ha escogido la DSR que cuenta con más potencia y autonomía que la DS normal.

Vins EICMA2019 31

El motor, que de origen en la DS rinde 59 CV, eleva su potencia hasta los 69 CV mientras que la batería de 14,4 kW consigue una autonomía combinada de 169 km. El par motor que es capaz de entregar es de nada menos que 146 Nm y aunque la velocidad en la Zero es de 163 km/h, gracias a la aerodinámica mucho más eficaz de la Vins EV-01, esta es capaz de superar los 200 km/h. Con un cargador rápido, se puede recargar en dos horas y media.

Normalmente uno de los problemas de las motocicletas eléctricas es el peso elevado, que viene condicionado por la batería. La Zero DSR pesa 190 kg que, dicho sea de paso, es bastante ligera. Sin embargo la EV-01 reduce su peso hasta los 170 kg gracias al uso de fibra de carbono como si la regalasen.

Chasis monocasco, carrocería, llantas o algunas piezas de la horquilla Hossack de doble triángulo superpuesto están fabricadas en este material. El resto es también un alarde de aluminio mecanizado junto a soluciones ingeniosas, como el amortiguador trasero del que os hablamos en su versión de dos tiempos y que está inspirado en el que se usaba nada menos que en la Yamaha OW61 del Campeonato de Velocidad de 500.

Vins EICMA2019 17

La Vins EV-01 estaba escondida en un rinconcito del Salón de Milán 2019, pero merece la pena echar un ojo a todo lo que aporta aunque sabemos que barata, lo que se dice barata, no va a ser. Por cierto, me perturba su frontal cabreado…

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.