¡Reto superado! Dos Royal Enfield Himalayan conquistan el Polo Sur

¡Reto superado! Dos Royal Enfield Himalayan conquistan el Polo Sur

Por primera vez dos motos alcanzan el punto desde donde solo tienes una dirección: el norte


Tiempo de lectura: 3 min.

Seguro que a muchos se les ocurriría cualquier otra forma menos fría de celebrar 120 años de historia. Pero a Royal Enfield no. Ellos pensaron que si eres la marca de motocicletas más antigua del mundo en producción continua, desde nada menos que 1901, había que hacer algo a lo grande. Y vaya si lo han conseguido, pues han plantado nada menos que dos Royal Enfield Himalayan en el Polo Sur. La expedición Royal Enfield 90 South, de las que os hablamos hace algunas semanas, ha sido todo un éxito.

Santosh Vijay Kumar (responsable de la comunidad de RE) y Dean Coxson (ingeniero sénior de desarrollo de productos), fueron los dos intrépidos pilotos que el pasado 26 de noviembre llegaron a Novo, donde hombres y máquinas se enfrentaron a un periodo de aclimatación intentando acostumbrarse a las gélidas temperaturas antárticas. Vale que en el hemisferio sur ahora mismo es verano, pero seguro que en el verano de allí hace “más rasca” que en el invierno de la India.

Royal Enfield 90 South 03

Desde allí realizaron un viaje de 3.200 km hasta la estación de investigación que la India tiene en la Antártida, situada en la plataforma de hielo Ross. Fueron en total nueve días de viaje, seguido de un periodo de descanso antes de enfrentarse al tramo más duro, el cual les llevaría a asaltar definitivamente el Polo Sur.

La intención era partir desde el los 86º Sur, pero una inesperada ventisca les obligó a cambiar los planes iniciales previstos, arrancando desde la posición 87º Sur. Tras algunas dificultades en los momento iniciales y tener que tomar un desvío, el 16 de diciembre llegaban a la meta y conseguían hacer historia. En total, 770 km recorridos hasta la estación Amundsen-Scott.

Pero el reto Royal Enfield 90 South todavía no acababa aquí. En estas aventuras épicas en las que literalmente te juegas la vida, es importante llegar pero más importante es no bajar la guardia y llegar sano y salvo a casa. Santosh y Dean todavía tuvieron que continuar hasta el Campamento Glaciar Unión, a donde arribaron el día 20 y desde allí, un avión les recogió y pudo darse por finalizada la aventura.

Lo que más sorprende es que las Royal Enfield Himalayan no pasaron por grandes labores de preparación. Eran motos casi de estricta serie, y únicamente contaban con pequeñas modificaciones que le permitirían funcionar en una condiciones tan extremas como la Antártida, donde las temperaturas han estado siempre entre los -25 ºC y los -35 ºC. Unas llantas sin cámara, neumáticos de tacos, una rueda delantera más pequeña y una electrónica reforzada para que sea capaz de aguantar esas temperaturas. Por supuesto no estaban solos, pues en todo momento iban acompañados por varios camiones árticos que se encargaban de transportar el equipo y las provisiones.

Otro punto a destacar en el Royal Enfield 90 South fue el máximo respeto por el medio ambiente. Bajo la iniciativa de Royal Enfield conocida como #LeaveEveryPlaceBetter, el equipo se aseguró de que todos los residuos generados (incluidos los humanos) fuesen recogidos, pudiendo ser posteriormente eliminados de forma adecuada. Incluso el impacto ecológico de las motos se mantuvo al mínimo, circulando por una pista de nieve compacta.

Bonus: podéis hacer un viaje en el tiempo y emular a estos dos intrépidos aventureros con el juego 90 South – The Game. Ideal para echar un rato divertido.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.