Moto del día: BMW F 650

Moto del día: BMW F 650

La BMW que inició una nueva era


Tiempo de lectura: 4 min.

Corría el año 1994 cuando los alemanes presentaron la BMW F 650, un modelo arriesgado y diferente a lo que nos tenía acostumbrados la casa bávara y que, además, rompía con algunas de las tradiciones y señas de identidad de la casa.

Tras el éxito de su primera trail, la BMW R 80 G/S en los años 80, los alemanes no pararon de revisar, actualizar y mejorar la familia GS. Las GS eran cada vez más grandes, más potentes, más cómodas y más pesada con cada nueva generación. Este movimiento hacia arriba creó un vacío por debajo en la gama, un vacío que vino a cubrir la BMW F 650.

La idea era ofrecer una moto sencilla y ligera, que fuese versátil y económica de conducir; algo que ya estaban ofreciendo los fabricantes japoneses con propuestas como la Honda Dominator. Para cumplir con estos requisitos BMW se alió con Aprilia e hicieron un desarrollo conjunto.

BMW F 650 1

Fotografía: Frank G. Leuderalbert (Wikimedia Commons) CC BY-SA 2.5

En los primeros años era Aprilia la que ensamblaba ambos modelos, la Aprilia Pegaso 650 y la BMW F 650, en sus instalaciones. El motor lo proporcionaba el fabricante austriaco Rotax y no era exactamente el mismo, ya que la italiana tenía una culata de cinco válvulas mientras que la germana se conformaba solo con cuatro.

La BMW F 650 fue el primer modelo de la familia F del fabricante alemán, una saga que ha evolucionado con el tiempo pero que ha llegado hasta nuestros días -con más fuerza que nunca- cuyo objetivo es democratizar y acercar a todos los públicos las motocicletas de la casa bávara.

Como mencionamos previamente, la BMW F 650 fue una moto que traicionó un poco la esencia BMW, ya que adoptaba soluciones mucho más convencionales y también económicas que sus hermanas. Para la transmisión secundaria se abandonaba el eje cardán en favor de una cadena dentada. El propulsor también era rompedor, ya que se prescindía de la sempitérrima arquitectura bóxer para recurrir a un sencillo monocilíndrico, refrigerado por agua, eso sí.

BMW F 650 3

Pese a todas estas concesiones, la moto fue todo un éxito de ventas, ya que acercaba una marca de culto a las masas gracias a su atractivo precio, pero sobre todo por tratarse de un modelo muy equilibrado y para todos los públicos.

La BMW F 650 es de aquellas trail de la vieja escuela: monocilíndricas y ligeras, ideales para el día a día, pero también para viajar por su postura cómoda y relajada. Además, pese a que no era tan ágil como una moto de campo, se defendía en incursiones fuera del asfalto.

Sus prestaciones no le quitarán el hipo a nadie, pero son más que suficientes para el día a día en cualquier tipo de situación. El monocilíndrico eroga 48 CV pero muy aprovechados gracias a su buena reserva de par. Donde se ha quedado atrás es en el consumo, ya que el motor carburado bebe bastante para la potencia que ofrece. Las medias rondan los 5 l/ 100 km.

BMW F 650 4

En el año 2000 llegó la segunda generación de la moto y como el éxito de la primera había sido tan abrumador, los alemanes decidieron condecorarla con el apellido GS, denominándola BMW F 650 GS y haciéndola miembro de pleno derecho de una de las sagas más conocidas y aclamadas del motociclismo.

Hoy en día pueden encontrarse unidades de segunda mano ligeramente por encima de los 1.000 euros. Si te enamora su estética y el concepto de trail old school puede ser una buena decisión, aunque el modelo tenía algunos problemas técnicos.

La bomba del agua era propensa a fallar con el tiempo, y el sistema de lubricación, en el que se usa el bastidor de la moto como “conducto” para hacer llegar el aceite al carter, puede dar algunos quebraderos de cabeza si no se conoce cómo funciona el sistema.

Si te gusta la imagen de los 90, puede ser tu candidata, pero si no, desde aquí te recomendaría que mirases mejor la segunda generación, que venía con una inyección de novedades y se trata de una moto técnicamente más actual.

Calcula cuánto cuesta asegurar un BMW F 650 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Chema Pinilla
Invitado
Chema Pinilla

Hola tengo una pregunta, poseo un cilindro de BMW 650f que pone gilardoni y también tórax y me ha consultado un amigo que si podría ponerse a su moto, los dos llevan dos bujías pero dice que el suyo es un poco diferente, me gustaría saber si le valdría el mío porque está impecable, si álguien sabe algo mas por favor que escriba

Txesz
Mecánico
Txesz

La máquina con la que BMW reverdeció los laureles del Dakar.

¿Tendrá sucesora en tal menester?

comment image


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.