Menu

Moto del día: Icon 1000 «Major Tom»

Una máquina para surcar las dunas con alma de Suzuki GSX-R750

Moto del día: Icon 1000 «Major Tom»

Fue en 2016 cuando el director de diseño de Icon Motosports, Kurt Walter, creó una interesante moto basada en una Suzuki GSX-R 750. Se bautizó como Icon 1000 “Major Tom” en honor al personaje creado por el difunto cantante David Bowie para la canción «Space Oddity» (1969). El resultado habla por sí solo, y con un sistema de óxido nitroso bajo el asiento podría incluso ponerse en órbita.

¿Por qué tomar como punto de partida una Gixxer? “Es la motocicleta que marcó el comienzo de una nueva era prestacional en los grandes premios y podías comprar en un concesionario”, dijo Walter cuando mostró su criatura al público. “Muchos hombres jóvenes se accidentaron esta y otros ‘cohetes de entrepierna’ similares, incluido el equipo de Icon”. Eran 748 cm3, 100 CV, 176 kilos y 230 km/h de velocidad punta en 1984. La GSX-R 750 impresionaba por méritos propios.

A pesar de contar con tres décadas a sus espaldas, esta GSX-R 750 se te ve tan fresca como cualquier moto actual. De hecho, esta vieja máquina puede circular por caminos donde sus adversarias modernas ni siquiera se atreverían a aventurarse, y mucho menos escaramuzar en el polvo y soltarse a través de áridas dunas del desierto. Si nos fijamos atentamente a las modificaciones, podemos ver que la tecnología destaca por su ausencia.

Icon 1000 Major Tom (6)

Pero no penséis que Icon cogió una de estas clásicas deportivas para hacer su particular versión. Su segunda vida comenzó 3 años antes de presentar el proyecto, cuando fue encontrada en un “granero” de Oregón, Estados Unidos, abandonada a su suerte. El dueño de la moto y del establecimiento se especializó en uno de los cultivos principales del condado de Clackamas, la metanfetamina.

Este “agricultor” la había maltratado durante su posesión. Parte del carenado había sido eliminado, y contaba con algunas modificaciones que dejaban mucho que desear. Ante esta situación tan solo hay tres posibilidades: restaurarla, mandarla al desguace o hacer una moto completamente nueva. Walter optó por la opción con más espíritu RACER y decidió que esa luchadora japonesa aún podía dar más guerra.

Antes de que la Icon 1000 “Major Tom” fuese concebida como tal, la GSX-R 750 fue desmontada y el motor SACS tetracilíndrico revisado de arriba abajo. Un subchasis más alto se fabricó completamente desde cero, donde se aprovecho para alojar la batería. El depósito de combustible se rediseñó y se hizo más pequeño, haciendo alusión a las antiguas motos de resistencia. Es realmente espartana y parece casi sin terminar, pero luce realmente bien.

Icon 1000 Major Tom (3)

El bifaro frontal perdió uno de sus focos para integrar una placa con el número 86, en honor al año de fabricación

Fue calzada con llantas lenticulares de una Harley-Davidson V-Rod de primera generación, se mantuvo el medio carenado para aumentar el flujo de aire hacia los radiadores de aceite y el tren delantero se tomó prestado de una Kawasaki ZX-7R. Como no podía ser de otra manera, el escape a medida fue desarrollado por Yoshimura. El cuadro de mandos está presidido por el tacómetro y tres conmutadores de inspiración aérea, fabricados por Pilot Automotive.

La Icon 1000 “Major Tom” es el tipo de construcción que podría haber acabado en un amasijo de metal con forma de cubo, pero el resultado está realmente está a la altura. Como dice la canción, toma tus pastillas de proteínas y ponte el casco. El legado de la Gixxer original nunca nos abandonará aunque su producción pase a mejor vida.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo Gallego

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javier Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.