Moto del día: ROA-BMW R27

Moto del día: ROA-BMW R27

Curiosamente, en Madrid se produjeron motocicletas BMW que, principalmente, fueron a parar a la Guardia Civil de Tráfico


Tiempo de lectura: 4 min.

Rebuscando entre las marcas extranjeras que fabricaban bajo licencia en la España de los años cuarenta, cincuenta y sesenta lo más recurrente es encontrarse con referencias italianas. De hecho, desde Piaggio hasta Lambretta pasando por Ducati fueron multitud las mecánicas transalpinas escogidas para motorizar máquinas producidas por y para el mercado español. Sin embargo, resulta curioso adivinar cómo incluso se llegaron a ensamblar motocicletas BMW en el Madrid de los años sesenta. Prueba de ello es la ROA-BMW R27. Más conocida por su uso a cargo de la Guardia Civil de Tráfico que por sus ventas, siendo una pieza clave en la historia de esta marca nacional gracias a consolidar sus relaciones con la casa bávara a fin de equipar a sus motocarros más potentes. Pero vayamos por partes.

Así las cosas, lo primero será ambientarnos en 1947. Año en el que Sanglas comienza a entregar a la administración pública las primeras unidades de su diseño con 347 centímetros cúbicos. Sin duda una opción potente para el exánime parque móvil de la época y, por tanto, especialmente útil para el mantenimiento del orden público en las carreteras así como el desarrollo de sus labores por parte de los correos oficiales. Es decir, lejos de demandar motocicletas rápidas, los cuerpos y fuerzas de seguridad del momento preferían monturas destacadas por su fiabilidad y capacidad para abordar largos viajes. No en vano, tampoco es que hubiera coches altamente prestacionales a los que poder perseguir llegado el caso.

No obstante, los años pasaron y aquellas Sanglas del primer Franquismo fueron quedando desactualizadas a comienzos de la década de los sesenta. Además, ya que justo en aquellos momentos la Guardia Civil acababa de tomar para sí las competencias sobre el tráfico interurbano, se hacía del todo necesario equipar al cuerpo de la benemérita con unas motocicletas adecuadas para un uso intenso por las carreteras. Llegados a este punto, muchos aficionados actuales bien podrían pensar en la Montesa Impala Sport 250 como la opción nacional adecuada. Sin embargo, ésta no se fabricaría hasta 1966 y, además, su comportamiento podía ser visto más temperamental que rutero. Con todo ello, ¿cuál sería la opción más adecuada?

bmw roa r27 (2)

ROA fue fundada a comienzos de los cincuenta y, aunque tuvo en su gama motocicletas de 125 y 200 centímetros cúbicos, principalmente pasó a la historia por sus eficaces motocarros

ROA-BMW R27, una alemana en Madrid

Echando una ojeada a las gamas de motocicletas turismo ofertadas por diferentes casas europeas, la BMW R27 destacaba como una opción adecuada para la Guardia Civil. Es más, desde que fuera presentada en 1960, ésta resultaba una aliada bastante frecuente para diversos cuerpos y fuerzas de seguridad pertenecientes a múltiples estados. No en vano, aunque su motor monocilíndrico con 247 centímetros cúbicos, cuatro tiempos y 18 CV a 7.400 revoluciones por minuto no era especialmente brioso ante los automóviles del momento, lo cierto es que estaba blindado a nivel de fiabilidad.

De esta manera, equipar a la Guardia Civil de Tráfico con la BMW R27 lucía como una idea magnífica. Eso sí, ¿qué impacto tendría esto en la imagen pública del gobierno? Al fin y al cabo, el régimen franquista seguía una política estrictamente proteccionista, blindando con importantes aranceles al producto nacional frente al importado. Así las cosas, la única opción era fabricarla bajo licencia en territorio español. Y, de hecho, así fue.

Y es que, hacia 1964, la madrileña ROA – fundada por Rafael Onieva Ariza en los años cincuenta usando motores Hispano-Villiers – llegó a un acuerdo con BMW para la fabricación en sus talleres madrileños de la R27, conocida a partir de este punto como la ROA-BMW R27. No en vano, aunque obviamente se hizo siguiendo los planos e incluso la utilización de no pocas piezas germanas, también se incorporaron elementos nacionales como, por ejemplo, el carburador.

bmw roa r27 (1)

A comienzos de los sesenta la Guardia Civil se había hecho con el control del tráfico interurbano, necesitando de una buena flota de motocicletas turismo con la fiabilidad como principal característica

Con todo ello, la ROA-BMW R27 estuvo en cadena de montaje hasta 1971, llegando las más de las unidades a la Guardia Civil aunque también algunas de ellas fueron vendidas a particulares. Algo que la ha hecho estar presente, aunque de forma muy escueta, en el actual mercado de clásicas. No obstante, lo cierto es que fue eclipsada por la presencia más rotunda y moderna de su sucesora como montura escogida por la Guardia Civil de Tráfico. Ni más ni menos que la icónica Sanglas 400, cerrando así el círculo de aquellos pedidos producidos en la posguerra que, a la postre, dieron a Sanglas una indudable imagen de marca seria y solvente. Además, en lo que se refiere a ROA gracias a estas motocicletas la empresa madrileña pudo asentar una relación perdurable con BMW, logrando motores para sus motocarros de mayor envergadura.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea