Menu

Moto del día: Royal Enfield Continental GT 650

Café para todos los públicos

Moto del día: Royal Enfield Continental GT 650

La Royal Enfield Continental GT 650 es una de las dos motos que están metiendo al fabricante indio de lleno en el siglo XXI. La otra es la Royal Enfield Interceptor 650, de la que os hablamos hace unos días. Y si me lo permitís, en este saco también metería a la Royal Enfield Himalayan, pese a su motor monocilíndrico de la «vieja escuela».

La Continental GT y la Interceptor son dos motos técnicamente bastante parecidas. De hecho, podríamos decir que son dos sabores diferentes de la misma base, ya que tanto el motor como el chasis y las suspensiones son comunes a ambos modelos.

Sin embargo, a la hora de evaluar el paquete completo hay importantes diferencias, y los indios han sabido dotar a cada modelo de una personalidad propia tan sólo cambiando la estética y la ergonomía entre ellas.

Royal Enfield Continental GT 650 4

La Interceptor tira más a un estilo roadster, similar al que podríamos encontrar en las motos americanas de los años 60, mientras que la Continental bebe de las café racer que tanto éxito tuvieron en la vieja Inglaterra durante la misma década.

En la práctica eso se traduce en que la Royal Enfield Continental GT tiene una posición más al ataque, cargando más peso sobre los brazos debido a que sus semimanillares están ubicados en una posición más baja respecto a la barra de una sola pieza que monta su hermana. Es menos cómoda, pero más deportiva.

La Continental GT es una moto que mola. Esa estética café racer unida al toque retro tan auténtico que imprime Royal Enfield en todas sus motos, hacen de este modelo una auténtica preciosidad. Los escapes gemelos a ambos lados, así como las tapas laterales del motor cromadas, o los semimanillares tras el faro frontal redondo sin ningún carenado que los esconda… es como montarse en una máquina del tiempo.

Royal Enfield Continental GT 650 3

Sin embargo, no es una moto tan polivalente y apta para el día a día como la Interceptor. A la ya citada ergonomía hay que añadir que monta un asiento monoplaza de mullido ínfimo, por lo que tu acompañante tendrá que quedarse en casa y tú… tampoco querrás irte muy lejos. Eso sí, la cola de la moto es una preciosidad acabando con ese respaldito vertical y el plástico buscando la forma más aerodinámica posible; algo que nos traslada de pleno al mundo de las carreras de hace 50 años.

En lo que respecta a la técnica, monta el nuevo propulsor bicilíndrico de Royal, una unidad de 650 cm3 y refrigerada por aire y aceite. La potencia máxima alcanza los 48 CV a 7.100 RPM, ideal para el carné A2. Y ya no es solo la cifra, la Continental es una moto sencilla de llevar y amable con el piloto, ideal para dar tus primeros pasos en este mundo.

En cuanto a ciclística y capacidades dinámicas, no es una moto mala en absoluto y solo peca de un peso algo elevado, ya que son 184 kg en vacío. En lineas generales rinde a un nivel similar al de sus principales competidoras en este segmento, si es que se puede hablar de competidoras directas, ya que es complicado encontrar otra moto que tanto por imagen como por precio o por orientación se asemeje a esta.

Royal Enfield Continental GT 650 5

Por un lado, la Royal Enfield Continental GT es rival de las naked racionales para el carné A2, ya que es una moto de corte económico y fácil de llevar, pensada para moteros con el carné recién sacado. En este nicho juega a su favor con un motor más grande y una imagen propia y diferente al resto.

Pero por otro lado, esta moto también puede competir contra propuestas retro de otros fabricantes como Triumph o Moto Guzzi, y además lo hace reventando el precio de mercado, ya que tiene una relación calidad precio muy buena y se puede sacar por 6.400 euros nueva de concesionario.

En cualquier caso, me parece digno de celebrar que Royal esté de vuelta con productos enfocados al gusto del consumidor occidental, con una imagen muy cuidada y un precio apto para todos los públicos.

Royal Enfield Continental GT 650 1
COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

Me encantan ambas y me parece que tiene un precio justo para lo que ofrecen, no como otras que se aprovechan de la actual moda «vintage» u «old school» para inflar los precios de determinados modelos,.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.