Moto del día: Steyr-Daimler-Puch 250 Racer

Moto del día: Steyr-Daimler-Puch 250 Racer

Una moto de carreras con un motor nada común


Tiempo de lectura: 2 min.

Antiguamente no todas las motos de carreras nacían con ADN de competición. Algunas de ellas derivaban de modelos comerciales que eran preparados con mayor o menor eficacia por pequeños artesanos a golpe de lima e ingenio. Esta Steyr-Daimler-Puch 250 Racer de 1962 podría ser un ejemplo de esta clase.

La base de partida era una Puch 250 SGS conocida como Twingle. Este nombre se debe al hecho de que su motor de dos tiempos montaba dos pistones en una sola biela que se movían en dos cilindros paralelos pero compartiendo la cámara de combustión, el encendido y la culata, mientras un pistón controlaba las lumbreras de entrada el otro se encargaba de las de escape.

La Puch Twingle era capaz de desarrollar 13,5 CV a 5.400 vueltas a partir del motor, que cubicaba 248 cc y estaba alimentado por un carburador simple. La caja de cambios era de cuatro velocidades y el peso no llegaba a los 140 kg, suficientes para superar los 100 km/h. Una horquilla telescópica delantera y doble amortiguador trasero junto a frenos de tambor en los dos ejes completaban la parte de ciclo.

La Steyr-Daimler-Puch 250 Racer tiene un nombre tan largo debido a las diferentes fusiones que realizó la marca austriaca. En 1928 se había fusionado con Austro-Daimler (construía coches Daimler bajo licencia) mientras que en 1934 hacía lo propio con Steyr AG (otra firma austriaca de coches), con lo que formaría Steyr-Daimler-Puch.

Puch Racer 06

Para la conversión a carreras se le retiró todo equipamiento superfluo y se le añadió un carenado tipo bala además de un depósito de mayor calidad con doble toma (combustible/aceite). Los amortiguadores encapsulados se cambiar por otros con muelle a la vista de mayor rendimiento. La horquilla también se modificó por una de mejor rendimiento, al igual que los frenos.

De este modelo hay muy pocos ejemplares al tratarse de una preparación artesanal. En alguna ocasión hemos visto alguna a la venta por encima de los 10.000 euros en perfecto estado. La Steyr-Daimler-Puch 250 Racer es una moto muy poco común, tanto por su curioso motor de doble pistón como por su enfoque de carreras.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.