Moto del día: Voxan Wattman

Moto del día: Voxan Wattman

La marca francesa intentará alzarse con el récord de velocidad sobre una motocicleta eléctrica de la mano de Max Biaggi


Tiempo de lectura: 7 min.

Voxan, la marca francesa fundada en 1995, viene con un nuevo reto bajo el brazo para el próximo 2021 con su prototipo totalmente eléctrico, la Wattman. Con ella esperan batir el récord absoluto de velocidad en la llanura Salar de Uyuni en Bolivia para una motocicleta impulsada por energía eléctrica con carenado parcial y más de 300 kg de masa. El elegido para tal proeza no es otro que el mítico piloto italiano Max Biaggi, conocedor de lo que es ir a fondo sobre dos ruedas más que cualquier otro.

Pero vayamos por partes, y veamos qué ha llevado a la marca gala hasta aquí. El viaje no ha sido sencillo, pero sí lleno de hechos que la han erigido más fuerte aún si cabe. En el año 2009 tuvieron que cerrar sus puertas y modelos míticos como la Voxan Scrambler 1000, Café Racer o Charade desaparecieron para siempre de los catálogos de la marca.

Justo un año después Gildo Pastor, presidente y propietario de la también francesa Venturi, se hizo con la compañía para darle un enfoque y rumbo totalmente distinto, al igual que hizo en su momento con la compañía de automóviles monegasca. Con dos objetivos grabados a fuego para esta nueva era, “cero emisiones” e “intentos de récord mundial”, Pastor tiene claro dónde se encuentra el futuro y qué hay que hacer para llegar hasta el en cabeza de la automoción mundial.

Voxan Wattman Concept 2013

Voxan Wattman Concept (2013)

En el año 2013 Voxan se presentó en el Salón de París con su nueva Wattman, de la mano de su diseñador fetiche Sacha Lakic, la empresa vuelve a confiar en él para orientar la nueva era de Voxan. Este nuevo modelo es capaz de rendir una potencia de nada menos que 204 CV y acelerar hasta los 100 km/h en apenas 3,4 segundos, todo ello a base de única y exclusivamente energía limpia, demostrando de este modo por dónde pasan los planes venideros de la marca gala.

La Voxan Wattman representa el nuevo espíritu de la marca francesa centrada en única y exclusivamente en la fabricación de vehículos propulsados por energía eléctrica

Es cinco años después, en el otoño de 2018, cuando los ingenieros de la marca reciben el encargo de empezar a fabricar una nueva motocicleta capaz de lograr el récord mundial de velocidad dentro de la categoría de los vehículos propulsados eléctricamente. Partiendo desde cero, se centran inicialmente en dos puntos clave para llegar con posibilidades a la cita: la aerodinámica y por supuesto la estabilidad necesaria para que la aventura sea segura y efectiva a partes iguales.

Para ello, con el diseño de la nueva Wattman intentan tener la menor superficie frontal posible en la que el viento haga resistencia. Además, llegan a la conclusión de que para poder bajar el centro de gravedad lo máximo posible hay que colocar al piloto de igual manera y escoger una distancia entre ejes lo suficientemente amplia como para garantizar la estabilidad a altas velocidades. Su nuevo objetivo se fija en superar los algo más de 329 km/h que el japonés Ryuji Tsuruta, a mandos de una Mobitec EV-02A, fijaba justo un año después de comenzar a trabajar en la Wattman.

Voxan Wattman 05

Así que puestos manos a la obra y de mano del director técnico del proyecto, Franck Baldet, se centraron en diversas pruebas dentro del túnel de viento, donde pudieron hacer constatar sus cálculos e ideas con velocidades cercanas hasta los 240 km/h, algo que por otra parte era insuficiente, pero que para los ingenieros encargados del proyecto era un inicio para hacerse una idea de cómo debería ser el diseño final y en qué zonas deberían de centrarse.

Una de las conclusiones a las que llegaron era que debían suprimir el enorme radiador frontal, ya que aerodinámicamente no ayudaba en modo alguno, y tras esta decisión se optó por refrigerar el motor de la bestia francesa con hielo. Sí, querido lector, has leído bien.

Un depósito de hielo seco con un intercambiador de calor, justo debajo del asiento, hará de refrigerante, ya que las altas temperaturas que alcanzan los elementos mecánicos de la Wattman -especialmente batería- harían deshacerse a este, y por medio de una bomba se distribuirá el líquido por donde se considerara necesario para mantener fresca a la enorme mecánica de la gala. Esta solución es habitual en este tipo de preparaciones.

Otro punto a tener en cuenta es evidentemente la parte ciclo, ya que debería asegurar una rigidez suficiente para poder alcanzar los 330 km/h, pero además no interferir en exceso en la aerodinámica. Para ello se ha creado un chasis tubular de acero con dureza similar al empleado en el mundo aeroespacial, unido a un tren de rodaje con brazos de suspensión delante y detrás en aluminio.

Sus llantas, también fabricadas en aluminio forjado, montan neumáticos Michelin Pilot RS+ en medida 190/55 R17 para la rueda trasera y 120/70 R17 para la delantera, ambos homologados para una velocidad máxima de 350 km/h, tal y como está regulado en el reglamento de la FIM para este tipo de eventos de velocidad.

Con una batería 15,9 kWh la Wattman es capaz de generar una potencia máxima de 317 kW durante el tiempo necesario para lograr su objetivo en la llanura salada en tierras bolivianas, alcanzar una velocidad de al menos 330 km/h y batir el récord actual del japonés Ryuji Tsuruta a mandos de una Mobitec EV-02A

Sin freno delante es como se decide dejar la versión final, ni tan siquiera un paracaídas de emergencia para frenar a la Wattman estaría en el haber de esta. Las razones, según Baldet, son la mejora aerodinámica y el peligro que conlleva tirar de freno en un terreno tan deslizante como la extensa llanura salina.

Voxan Wattman 10

Por lo tanto, se decide instalar un solo disco en su tren posterior de 305 mm y pinza de cuatro pistones y un freno motor eléctrico que actúa por medio de una palanca en el lado derecho del manillar, justo donde se ubicaría la del freno delantero en sí. Con ambos sistemas y la longitud de la que se dispone para poder detener a la Wattman, sería suficiente según los cálculos del equipo técnico de Voxan.

Pero vamos a los datos importantes, y con los que Voxan está plenamente convencida de su hazaña el próximo 2021, ya que se suspendió por la situación actual la cita de este año de lograr llegar a esos 330 km/h. En cuanto al corazón de la bestia francesa, se optó por la fabricación de una batería de factura propia, diseño que se encomendó a la división norteamericana de Venturi.

El desafío era encontrar las piezas que ofrezcan la mejor relación potencia-tamaño posible para alcanzar el intento de récord de velocidad. Con 1.470 células (y un peso de 140 kg), la batería de la Voxan Wattman entrega 317 kW de potencia nominal, con una capacidad de 15,9 kWh, que aunque parezca poca, es la suficiente y necesaria para el tiempo que se necesita para alcanzar la velocidad buscada.

En cuanto a las medidas finales de la mega Wattman, quedan en una longitud de 2.700 mm, un ancho de 710 mm, con una altura máxima de 1.030 mm y una altura del asiento fijada en 610 mm. La distancia entre ejes por su parte es de 1.850 mm, mientras que la distancia al suelo se sitúa en 70 mm.

El peso final entre batería y moto es de unos 440 kilogramos, algo que a priori puede parecer mucho, pero que gracias a los casi 425 CV de potencia generados por el motor de la Wattman no serán impedimento para afrontar este nuevo reto para el grupo automotriz afincado en Mónaco. Veremos si Biaggi y su nueva compañera proclaman a la Voxan como la eléctrica más rápida del planeta, pero para eso deberemos esperar al próximo 2021.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea