Moto del día: Yamaha XT 660

Moto del día: Yamaha XT 660

Una "trail" básica y dura para el día a día


Tiempo de lectura: 4 min.

Mientras escribía sobre la nueva KTM 390 Adventure, me puse a hacer un repaso mental de las motos trail de potencia media que se mueven con dignidad a la hora de pisar lo marrón, y recordé que aún no os habíamos hablado de la XT 660 R. Si que lo habíamos hecho también de su hermana XT 660 Ténéré, que monta el mismo propulsor, y también de su antecesora, XT 600 E, pero aún no lo habíamos hecho sobre nuestra protagonista de hoy.

Si hacemos un repaso visual podemos ver que es una moto sencilla, no tiene gran equipamiento y su silueta redondeada es agradable para la gran mayoría de los mortales. Y es que lo que ves es lo que hay, una moto eminentemente funcional, bonita a mi parecer, y que funciona realmente bien sin ser muy exigente con el piloto y que se ha demostrado muy fiable con el pasar de los años.

El motor proviene de las Yamaha XTZ Ténéré que salieron por el año 1994, pero adaptado convenientemente para equipar inyección electrónica y un carácter -como le gusta decir a mi compañero Gonzalo- menos “agropecuario”

En la base es el mismo motor monocilíndrico de 660 cc con refrigeración líquida, pero en su caso pasa a utilizar una nueva culata de cuatro válvulas en lugar de cinco que montaba el motor primigenio, consiguiendo de esta forma aumentar su par. Así, el motor consigue un rendimiento de 48 CV a 6000 RPM y 58,4 Nm a 5250 RPM, quizá os parezca poca potencia, pero os anticipo que es un motor cargado de bajos y con gran capacidad de tracción.

Yamaha XT 660 R 2009 1

Yamaha XT 660 R (2009)

El chasis fabricado en acero es de tipo simple cuna interrumpida en su parte inferior, con la parte superior compuesta de dos secciones tubulares. Esta solución supuso que la moto pudiese ser más corta sin afectar a su rigidez y el chasis se encuentra unido a un basculante de doble brazo, cuyo conjunto se muestra estable y ágil para el propósito al que está dirigida esta motocicleta.

El apartado de suspensiones se encuentra muy bien resuelto con una horquilla convencional Paioli con barras de 43 mm sin posibilidad de regulación, aunque con un tarado efectivo tanto para circular por caminos como en carretera, ya que no desfallece tanto como otros modelos al apurar en frenadas fuertes. El monoamortiguador posterior va anclado mediante un sistema progresivo de bieletas, y en este caso es de la firma Kayaba y tiene ajuste en precarga.

Los frenos son suficientes para rodar por campo, aunque quizá eches en falta algo más de mordiente si sueles usarla en carretera. Equipa un disco delantero de 298 mm que es accionado por una pinza de dos pistones. En el eje posterior se monta un disco de 245 mm que lo acciona una pinza sencilla de único pistón.

Yamaha XT 660 R X 2009 3

Yamaha XT 660 X (2009)

El comportamiento dinámico del modelo es excelente si lo que queremos es usarla por caminos y pistas forestales, pero además, gracias a su llanta delantera de 21 y trasera de 17 pulgadas con neumáticos de uso mixto, también nos dejará divertirnos “dentro de unos límites” por terrenos mas complicados como zonas pedregosas y zonas más técnicas. De esto también es culpable su bajo peso de 180 kg.

En carreteras reviradas también nos lo pasaremos muy bien debido a que es bastante corta, con una distancia entre ejes de 1.505 mm, y si esto lo unimos con la estrechez del conjunto y un motor cargado de par, tenemos un cóctel estupendo para disfrutar en carreteras de montaña

Si eres de los que prefiere disfrutar más de estos ámbitos y no piensas hacer casi nada de tierra, también debes saber que existe una versión “X” (XT 660 X) que aunque comparte la gran parte de componentes, tiene una serie de mejoras para defenderse mejor en carretera y población.

La suspensión posee un tarado algo más duro y menos recorrido, así como un freno delantero más contundente, con un disco de 320 mm y una pinza Brembo de cuatro pistones. Las llantas también tienen un enfoque claramente más asfáltico montando llanta de 17 pulgadas en ambos ejes con un ancho de neumáticos mayor y de corte deportivo.

Así que si no quieres gastar mucho dinero en una moto todo uso, y no quieres que te duela la cabeza con averías, probablemente esta es una de las mejores opciones que puedes encontrar con un presupuesto de 3.000 euros. Es una pena que para el carnet A2 haya que limitarla… ¡por 0,3 kW!

COMPARTE
Sobre mí

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Sergio
Invitado
Sergio

Muy buenas. Este motor 660.. tengo entendido que era fabricado por Minarelli y no Yamaha.. puede ser???

Ender
Editor

Hola Sergio. El motor 660 de Yamaha es de diseño japonés, lo que ocurre que los motores fabricados para Europa se hacían en las instalaciones de Minarelli (ya les pertenecía en parte, como Belgarda y de ahí que ellos desarrollaran la SZR 660). De esa forma, esos motores aparecían denominados como Minarelli-Yamaha, mientras que los fabricados en Japón eran solo Yamaha. Pero el diseño fue, tras el monocilíndrico de 600, interno de los japoneses.

Gerardo
Invitado
Gerardo

Buenas tardes. Preste mi moto a un amigo y se le apago y no quiso prender por el encendido. Le pidio a otra moto que lo empujara para prenderla y me la trajo apagada. Cuando la auxiliamos con otra bateria no queria prender y sonaba el motor con un golpe. Cuando prendio sonaba feo y la apague. Que pudo haber pasado? Gracias

Javier Costas
Suscriptor

No tiene muy buena pinta… Habría que descartar que es un problema eléctrico o de la alimentación de gasolina en primer lugar.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Sanaa Mokaddam