BMW patenta un chasis con el basculante integrado de carbono y hecho de una pieza

BMW patenta un chasis con el basculante integrado de carbono y hecho de una pieza

La flexibilidad del propio material permitiría el movimiento sin punto de pivotaje


Tiempo de lectura: 2 min.

BMW utiliza sus siglas HP para definir los modelos High Performance. En ellas, el uso de materiales ligeros está a la orden del día. En su día hablamos de la BMW HP4 Race, la versión más radical de la BMW S 1000 RR. Aquí el uso de la fibra de carbono es masivo (como en la Ducati Superleggera), pero ahora unas patentes de la firma alemana parecen llevar su uso un paso más allá.

BMW ha investigado mucho en los últimos años sobre el uso de la fibra de carbono en la automoción. La muestra la tenemos en la propia HP4 o en su división de automóviles, con vehículos como el BMW i3, el BMW i8 y versiones deportivas en los que elementos como el techo o partes del chasis están fabricados en este material. Fruto de toda esta investigación surge una idea que han patentado, y que nos ha dejado con la boca abierta.

Las motos convencionales cuentan con un chasis y un basculante anclado al primero, el cual pivota en un punto predefinido para permitir el movimiento vertical de la rueda trasera de forma conjunta a la suspensión. Pero en el dibujo de la patente, el chasis y el basculante están fabricados de una pieza. Entonces, ¿cómo demonios permitiría moverse a la rueda trasera?

patente bmw chasis y basculante carbono

Aquí es donde entra la magia de la fibra de carbono. Dependiendo de cómo se fabrique (es decir, en qué posición se vayan colocando sus diferentes capas), puede hacerse que sea muy rígida a las fuerzas ejercidas en un sentido pero al mismo tiempo, flexible para fuerzas llegadas en otra dirección. Con un chasis similar al de la HP4 (que solo pesaba 7,6 kg frente a los 11,3 kg que pesa el de aluminio, un 33% menos), se le añade el basculante pero diseñado de forma que tiene cierta flexibilidad vertical pero no horizontal, evitando el desalineamiento de las ruedas..

El desarrollo va un paso más allá. Al construir el basculante, puede hacerse que su flexibilidad sea progresiva (como un muelle de paso variable o una amortiguación de bieletas). La suspensión podría anclarse directamente al basculante sin necesidad de añadir equipos que den progresividad (y tacto) al tren trasero.

¿Es una solución barata? Ni mucho menos. Es más, parece difícil que llegue a la calle, incluso a una hipotética HP4 Race basada en la actual S 1000 RR. Pero BMW se ha apresurado a registrar la patente, evitando así que otro fabricante le copie y le arrebate la idea.

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.