Indian FTR 1200 y FTR 1200 S: flat track para el día a día

Indian FTR 1200 y FTR 1200 S: flat track para el día a día

Fue una de las motos más admiradas en Vive la Moto 2019


Tiempo de lectura: 4 min.

No podemos decir que fuese la moto que más miradas acaparó en Vive la Moto 2019, pero sí estamos seguros que fue una de las más aclamadas. Hablamos de la Indian FTR 1200 y su homónima más equipada, la FTR 1200 S. Es una moto inspirada en las versiones de competición flat track de la marca americana y que los fines de semana se baten en duelo sobre pistas ovaladas de tierra.

Indian ha hecho realidad el sueño de muchos aficionados. En 2017 presentaba en el EICMA bajo el nombre de FTR 1200 Custom un prototipo de moto flat track. Tal fue el éxito que cosechó que la marca americana se empezó a plantear muy seriamente llevarla a producción. Y después de mostrar su prototipo en varias de las citas más importantes en cuanto a motos custom, decidió que la llevaría a producción y además con mínimos cambios respecto a la original, algo que no se suele hacer.

La base de la Indian FTR 1200 es el chasis de la Scout, pero convenientemente reformado para poder crear una moto más corta entre ejes y con una geometría más radical. Ha añadido además un subchasis de aluminio y reubicado también el depósito de combustible, que ahora se encuentra bajo el asiento, consiguiendo de esta forma centrar mucho más los pesos. Y es que hay que tener en cuenta que el propulsor es el bicilíndrico 1.200, aunque mejorado para conseguir una subida más alegre de vueltas y una patada más contundentes en bajos.

Cuenta por ejemplo con una mejor admisión gracias a que la caja del filtro de aire está bajo el falso depósito y así puede llevar oxígeno de forma mucho más directa al motor. El cigüeñal es de baja inercia, las tapas de magnesio, el embrague antirrebote y la caja de cambios de seis velocidades. Con el escape en configuración 2-1-2 (disponible un Akrapovic como opción que suena como los ángeles, detalle en la imagen superior derecha) y una puesta a punto de la inyección muy precisa, hablamos de unos 120 CV que más parecen percherones.

El conjunto se completa con una horquilla invertida con barras de 43 mm y 150 mm de recorrido, amortiguador trasero monoshock con 140 mm de recorrido y frenos con pinzas monobloc Brembo radiales que muerden discos de 320 mm. Detrás, un disco de mayores dimensiones de lo habitual (260 mm) ya nos indican que esta moto está pensada no para entrar con las dos ruedas alineadas en las curvas.

Unos neumáticos Dunlop especialmente desarrollados para esta moto así como un manillar ProTaper en aluminio, un faro LED y algo tan curioso en esta moto como un control de crucero (todos sabemos que para llegar a nuestra zona de curvas favoritas hay que aburrirse un rato), completan el equipamiento del modelo estándar.

Indian FTR1200S 04

Pero sí quieres más, Indian ha dispuesto una versión más equipada, denominada FTR 1200 S. Entre sus diferencias incluye suspensiones multirregulables, ABS en curva (en la otra es normal), una pantalla TFT a color con conexión a smartphone, “anticaballito”, control de tracción y tres modos de conducción seleccionables (sport, normal y rain).

La Indian FTR 1200 S ofrece además una mayor variedad de colores combinando dos tonos. Rojo Indian / Gris Steel y Titanium/Negro Perla, así como una versión réplica de sus colores de competición y que usan en la FTR 750 de flat track. La versión normal, FTR 1200, solo está disponible en Thunder Black (negro brillo). Su precio arranca en los 14.690 euros y 15.990 para la S, haciendo tope en la FTR 1200 S Race Replica, por 17.290 euros.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablarán de velocidad y seguridad y sobre todo mujeres que aportarán información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto :  ¡Gas amigas!