Indian FTR Carbon 2020, inspiración Flat Track Racing al carbono

Indian FTR Carbon 2020, inspiración Flat Track Racing al carbono

La nueva FTR incluye una carrocería completa en fibra de carbono y un escape Akrapovič en posición baja


Tiempo de lectura: 2 min.
Tras haber sido anunciada hace un par de días, la marca de motocicletas americana Indian Motorcycles (o como a ellos les gusta llamarse, la Primera Compañía Americana de Motocicletas), acaba de anunciar su nueva Indian FTR Carbon 2020. Vestida en fibra de carbono y con un nuevo escape Akrapovič en posición baja, se erige como la versión de referencia en un modelo sin competencia en el mercado.

Mike Dougherty, presidente de Indian Motorcycle, ha definido la nueva Indian FTR Carbon 2020 de la siguiente forma: “Para los motoristas entendidos, lo que la FTR Carbon ofrece es una motocicleta de colección, con los más altos niveles de acabados, elevando el listón de las motocicletas americanas una vez más proporcionado la experiencia de conducción más refinada y con detalles en carbono que realzan el estilo único de la FTR, es seguro que la FTR Carbon causará admiración circule por donde circule”.

Esta moto está claramente inspirada en la Indian FTR 750 que ha dominado los campeonatos de Flat Track Racing con tres Títulos Grand National seguidos. Tomando como base la Indian FTR 1200 S (el modelo más equipado), han añadido nuevas características que la hacen subir un escalón en cuando a la exclusividad. Estas son:

Indian FTR Carbon 2020 08
  • Guardabarros delantero de fibra de carbono
  • Bisel del faro de fibra de carbono
  • Tapas de depósito/airbox de fibra de carbono
  • Tapa de asiento de pasajero de fibra de carbono
  • Escape Akrapovič en posición baja en color negro
  • Placa de consola central con la marca ‘FTR Carbon

Como decíamos, comparte características con la versión “S” y por eso incluye otros elementos como el control de crucero, frenos Brembo con sistema de ABS en curva, control de tracción y control anti-caballito, tres modos de conducción (Sport, Standard y Rain), iluminación full LED, cuadro de instrumentos con pantalla LED de 4,3″, toma USB de carga rápida, Bluetooth, conexión con smartphone, etc. El motor es un V-twin de 1.203 cc y refrigeración líquida que es capaz de desarrollar 93 kW (126,4 CV) y 120 Nm de par. Se caracteriza por una curva de potencia plana y llena en todo el rango de revoluciones.

Por si no fuese ya bastante exclusiva, es posible personalizar la Indian FTR Carbon 2020 con más de 40 accesorios diseñados específicamente. De esta forma, las combinaciones resultantes son casi ilimitadas.

Indian FTR Carbon 2020 26

Con este nuevo miembro, la gama FTR de Indian queda compuesta de la siguiente forma:

  • Indian FTR 1200: 14.690 euros
  • Indian FTR Rally: 14.990 euros
  • Indian FTR 1200 S: 15.990 euros
  • Indian FTR 1200 S Race Replica: 17.290 euros
  • Indian FTR Carbon: 17.990 euros

Galería de fotos:

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.