SYM Fiddle 50 y Fiddle 125 2021, actualizados para norma Euro 5

SYM Fiddle 50 y Fiddle 125 2021, actualizados para norma Euro 5

Renovación completa del scooter de rueda pequeña


Tiempo de lectura: 4 min.

Tras la irrupción de los nuevos Maxsym 400 y Symphony 50/125 Euro 5, la marca de scooters SYM, con la oferta más amplia del mercado, continúa con la renovación de su gama presentando el modelo de estilo clásico con ruedas de 12”: Fiddle 50 y Fiddle 125. Las nuevas motos inspiran un aire retro, pero con lo último en cuanto a equipamiento se refiere. Cuentan con iluminación LED, intermitentes integrados, baúl de serie, toma USB QC de 2 amperios y hueco bajo el asiento para un casco integral.

La carrocería es compartida por ambos motores del nuevo Fiddle, por lo que varía la rapidez con la que se pretenda llegar a los sitios y el permiso de conducción para hacerlo, si bien ambos pueden utilizarse con permiso de coche (B). En cualquiera de los dos modelos el consumo de gasolina será bajo, ya que se trata de nuevos motores actualizados para reducir emisiones.

Desde el exterior los cambios son sutiles, pero evidentes. El escudo tiene ahora un diseño más limpio y en él se integran mejor tanto los intermitentes como las molduras. El faro se actualiza a la tecnología LED, y en la trasera se ha buscado un diseño más estilizado pero que no pierda el aire retro para sus intermitentes y su piloto. Con una gama atractiva de colores, están disponibles en blanco (con asiento negro para la 50 y rojo para la 125), gris claro, azul brillante o negro mate, estos tres últimos con el asiento en negro.

SYM Fiddle 2021 02

A ello se suman otros detalles prácticos que ya existían en modelos anteriores, como el baúl trasero a juego -que se abre con la misma llave de la moto-, las estriberas escamoteables, el suelo plano o, en el caso de la 125, la frenada combinada CBS. Otras diferencias relevantes son el cambio de la boca de repostaje, ahora tras el escudo frontal, y la nueva instrumentación analógica/digital.

Como vemos, la marca no trata tan solo de reducir las emisiones contaminantes, ha aprovechado para poner al día ambos modelos y aumentar su carácter práctico. Tanto el motor de 50 cc como el de 125 cc cuentan con un cilindro de cuatro tiempos, con distribución SOHC de dos válvulas.

En el caso del SYM Fiddle 50, monta un nuevo motor que desarrolla una potencia de 3 CV a 8.000 RPM, en el que la principal novedad es la incorporación de un sistema de inyección electrónica que sustituye al carburador de la anterior generación. Por lo tanto, es más fácil de conducir y tiene un mantenimiento reducido.

Por su parte, a nivel de motor el SYM Fiddle 125 aumenta la potencia de 10 a 11,4 CV a 8.500 RPM, a la vez que incrementa el par máximo a 10,3 Nm a 6.500 RPM. Con estas nuevas cifras se consigue el reto más preciado, reducir tanto el consumo como las emisiones, pero sin ceder en prestaciones.

El Fiddle para licencia de ciclomotor (AM) cuenta con un freno de disco de 226 mm delante y un tambor trasero de 110 mm. El Fiddle 125 monta un disco delantero de 226 mm y otro disco trasero de 220 mm, donde no falta un sistema de frenada combinada CBS. Para la suspensión el modelo de carné A1 recurre a un doble amortiguador trasero, que asegura el confort y el agarre.

SYM también aprueba en lo que a ligereza y comodidad se refiere puesto que el Fiddle 125 pesa 123 kg y el Fiddle 50 tan solo pesa 108 kg, y ambos tienen una altura al asiento de 780 mm, es decir, es bastante alta para el mercado scooter. Los precios de los nuevos SYM Fiddle se han fijado en 2.299 euros para el modelo de 50 cc y en 2.699 euros para el de 125 cc. Además, el modelo más potente tiene una garantía de cinco años, como toda la gama SYM que supera los 50 cc.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto :  ¡Gas amigas!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.