Vespa Primavera Sean Wotherspoon, cultura urbana colorista

Vespa Primavera Sean Wotherspoon, cultura urbana colorista

Una edición limitada de la Vespa Primavera, en versiones de 50 cc y 125 cc y a un precio de 4.990 euros


Tiempo de lectura: 4 min.

Es probable que el nombre de Sean Wotherspoon no te suene. No pasa nada, a mí hasta hace unos minutos tampoco le conocía, pero después de indagar por la red ya puedo hacerme una idea de quién es y, sobre todo, por qué la Vespa Primavera Sean Wotherspoon es una explosión de color. Una Vespa Primavera que se venderá en un número limitado de unidades y con la que no podrás pasar desapercibido.

Originario de Vermont (Virginia), Sean es una apasionado de la ropa vintage, del estilo streetwear y las zapatillas. Por ello decidió junto a dos amigos, Luke Fracher y Chris Russow, abrir la tienda Round Two de ropa vintage y poder así ampliar su colección vendiendo y cambiando prendas. Paralelamente pusieron en marcha un canal de Youtube en el que, con mucha naturalidad, mostraban su vida diaria en la tienda y los tesoros que poco a poco iban encontrando.

El éxito no tardó en llamar a la puerta, por lo que en 2015 decidieron dar el salto y montar una nueva tienda en Los Ángeles. La gama siguió subiendo con lo que otras dos tiendas, en Nueva York y Miami, así como dos popups (tiendas temporales) en Londres y París hace tres años.

Sería precisamente ese año, 2017, cuando Sean Wotherspoon consiguió fama a nivel mundial tras ganar el concurso Vote Forward de Nike y en el que debían diseñar una zapatilla que luego sería lanzada al mercado: la Air Max 1/97. El boom de esta prenda, colorista y de pana, fue tremendo y la gente fue capaz de pagar auténticas locuras por ser uno de los primeros propietarios.

Vespa Primavera Sean Wotherspoon 3

A partir de ahí empezaron las colaboraciones con diferentes marcas, manteniendo siempre el estilo colorista y con la pana como tejido principal de sus creaciones. Piaggio, propietaria de Vespa, decidió colaborar con Sean y crear así una Primavera que plasmase este estilo multicolor, mezcla urbano y vintage. Así nace la Vespa Primavera Sean Wotherspoon.

La base de esta motocicleta es la Vespa Primavera, tanto su versión de 125 cc como la pequeña 50 cc. No hay por lo tanto diferencias mecánicas pero sí estéticas, gracias a la combinación de diferentes tonos y colores. Amarillo, rojo, verde oscuro o verde agua están presentes por los cuatro costados en una combinación muy ochentera. La corbata del escudo frontal, los perfiles del chasis o las llantas van acabados en blanco mientras que el portaequipajes delantero, el asa del pasajero o el cerco de los faros están cromados. Por último las perillas y el escape van en negro.

Si nos fijamos podemos observar como los cófanos van decorados de forma diferente. Mientras en el izquierdo aparece el logotipo de Vespa, en el izquierdo aparece repetida la palabra Primavera, creando un efecto óptico curioso. Como no podría ser de otra forma, el asiento está forrado en pana marrón con bordes blancos y su distintivo logo. Este se encuentra también en la parte delantera, justo bajo la tradicional inscripción Vespa. Las llantas, blancas, cuentan con inscripciones en todo su perímetro.

Volkswagen Polo Arlequin

Volkswagen Polo Harlequim

Al ver la Vespa Primavera Sean Wotherspoon, no hemos podido evitar recordar otras locuras cromáticas similares. Una fue el Volkswagen Polo Harlequim, lanzado a mediados de los 90, y que mostraba una carrocería en el que se combinaban cuatro colores: rojo flash, amarillo ginster, verde pistacho y azul chagall. Lo curioso (además de la decoración) es que te podías encontrar coches diferentes, pues los paneles no siempre estaban pintados en todos con el mismo color.

Otra fue la LML Star Art. La ya desaparecida marca India que comercializaba las Vespa de toda la vida, hizo una versión “paz y amor” cargada de color. El último que vimos, hace relativamente poco tiempo, fue la Royal Enfield Happy Shocks, igual de colorida que unos calcetines.

La Vespa Primavera Sean Wotherspoon ya está disponible, por tiempo limitado, tanto en versión 125 cc con el motor i-Get así como en versión 50 cc y cuatro tiempos. Para la versión pequeña, el precio es de 3.990 euros, mientras que si queremos la versión de 125 cc, el precio de tarifa está fijado en 4.990 euros. Podéis consultar más información en el sitio web de la Vespa Sean Wotherspoon.

De forma paralela, y teniendo en cuenta que Wotherspoon es diseñador de ropa, se ha lanzado también un casco a juego, así como dos camisetas de estilo contemporáneo que introduce una reinterpretación del logotipo Vespa flanqueado por la firma de Sean.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.