Biblioteca motera: “Manual de aventura overland”, de Miquel Silvestre

Biblioteca motera: “Manual de aventura overland”, de Miquel Silvestre

Un titulo recomendable si aun no tienes muy claro cómo viajar en moto


Tiempo de lectura: 6 min.

Hoy os traigo un artículo un poco diferente a lo que os tenemos acostumbrados. En vez de hablar de una moto, os voy a hablar de un libro, pero no “preocuparse”, porque es un libro sobre viajes en moto. El título en cuestión es “Manual de aventura overland”, el último libro que ha publicado el conocido escritor y viajero Miquel Silvestre, hace menos de un año.

Esta obra tiene algo especial y distinto respecto a los relatos previos del autor, que estaban más enfocados en la narrativa de viajes pura. En este caso lo que se nos presenta es un manual, como dice el título. Algo así como un libro de instrucciones para viajar en moto por el mundo, o más que instrucciones son consejos y experiencias aprendidos a base de prueba y error después de una larga trayectoria como viajero nómada.

Estas navidades, los tres Reyes de Oriente se dejaron un ejemplar en mi casa, y tras unas intermitentes jornadas de lectura he acabado las 447 páginas que lo componen, que se dice pronto. A continuación, te cuento lo que me ha parecido el libro por si estabas pensando en comprarlo, o si no lo conocías, al menos tendrás una idea de lo que trata, por si te interesa.

En líneas generales, el libro se divide en dos partes bien diferenciadas. La primera de ella va desgranando todos los aspectos relacionados con el “arte” de viajar en moto agrupándolos en diferentes apartados: la moto (y todos los subsistemas que la componen), documentación y dinero, fronteras, grabación del viaje, mecánica básica, conducción offroad, salud, acampada, comunicaciones…

En esta primera parte Miquel va volcando su sapiencia y todos sus conocimientos respecto a cada uno de los temas. Estos consejos se van entremezclando con recomendaciones, sugerencias e historias cortas de otros viajeros overland que le aportan a la obra diferentes puntos de vista, una mayor riqueza y heterogeneidad, ya que, en esto de viajar, hasta el más sabio es capaz de aprender nuevos trucos de otros compañeros de ruta.

En mi opinión, considero que esta primera parte del libro en la que se detallan las diferentes técnicas que necesitas para realizar un viaje overland en moto, es muy interesante y puede ayudar a los recién llegados a este mundo de los viajes de aventura. Sin embargo, si eres una persona que ya tiene algunas travesías realizadas de estas características, seguramente ya conozcas la mayoría de ellas.

Aun así, he de reconocer que algunas reflexiones que se hacen en el libro son muy acertadas, como la relacionada con las maletas de aluminio y si son tan “obligatorias” para viajar como nos parece. En otros casos puntuales no he llegado a estar de acuerdo con la opinión del autor, algo normal a fin de cuentas, ya que cada uno de nosotros somos únicos y lo que le gusta y le funciona a uno no siempre tiene que aplicar para otro.

Hago un inciso en el capítulo donde se habla de la motocicleta adecuada para viajar. Es un apartado entero dentro del libro y uno de los que más me ha contrariado, pero era algo que me esperaba. Aquí Miquel habla casi en exclusiva de las BMW GS como motocicletas para viajes de aventura, y prácticamente se olvida del resto de modelos de otras marcas, haciendo que este apartado quede demasiado sesgado a mi humilde parecer.

DSC05290

En parte lo considero lógico, ya que, si no me equivoco, toda la experiencia del autor en viajes de aventura ha sido sobre las míticas Gelande Strässe (como su “Princesa”, la R80 GS); además de ello es la propia firma alemana la que patrocina el libro (hasta está su logotipo estampado en la portada).

Con esto quiero hacer hincapié en que las BMW GS me parecen unas motos fantásticas para viajar, pero también hay Hondas, Yamahas, Royal Enfields, KTMs, y unas cuantas marcas más que también tienen en su catálogo motos fantásticas para viajar, y que simplemente se ignoran en este libro por los motivos antes mencionados.

Esto me sirve para insistir en que seáis críticos y que no creáis siempre todo lo que leéis/veis por la televisión o escucháis por la radio, o leéis en un libro, como si fuera una especie de mantra o palabra divina. La información hay que contrastarla siempre que se pueda. Leed a Miquel, pero bucead también en Internet, en páginas, en foros, en YouTube, intentad beber de muchas fuentes y posteriormente creaos vuestra propia concepción de la realidad a partir de todas ellas intentando construir una idea que sea lo más parecida posible a la verdad.

IMG_0135

Hecho este inciso, la segunda parte del libro es la que personalmente más me ha gustado. En ella se recogen diferentes rutas y posibles aventuras moteras que podemos hacer. Está dividida en rutas cercanas (las que podríamos realizar en un mes de vacaciones del trabajo), y rutas lejanas que ya requieren meses sobre la moto y pedir una excedencia en el trabajo o auto despedirte directamente para poder hacerlas.

Las primeras, como es lógico, están bien para probar y meter la cabeza en esta afición por primera vez. Y si vemos que este “veneno” nos gusta y es lo que nos llena en esta vida, entonces podemos empezar a soñar con realizar una de las segundas algún día.

En este apartado se dan recomendaciones básicas sobre las rutas a seguir, itinerarios, mejores fechas del año para realizar dichos viajes, costumbres de los diferentes países, curiosidades… decía que para un viajero con algo de experiencia es la más importante, ya que los consejos técnicos aplican más o menos igual ya estés viajando por Marruecos que por Mongolia, mientras que esta serie de recomendaciones finales son específicas sobre cada país/región del mundo, por lo que es complicado conocerlas si no has viajado hasta esa zona en concreto.

En resumidas cuentas, estamos ante un libro diferente, interesante, y que yo conozca, es el único que trata estos temas, al menos escrito en español. Puede ser muy útil, en especial para todos aquellos que estéis empezando en esto o que queráis empezar en breve.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.