Menu

Paso de vaca: amigo de la leche, enemigo de los motoristas

Cuatro municipios gallegos estrenan estos peligrosos pasos de peatones

Featured Video Play Icon

Hace un año, aproximadamente, A Coruña estrenó un paso de vaca provisional. ¿Y en qué consiste exactamente? Pues es un paso de peatones que en vez de utilizar una señalización tradicional usa manchas aleatorias que simulan las que se pueden ver en las vacas frisonas, las lecheras. Ahora cuatro municipios se han sumado a esta iniciativa. ¿Curiosa? Sin duda. ¿Peligrosa? Mucho, sobre todo para los motoristas.

Solo Galicia produce la mitad de la leche que se consume en España gracias a que hay casi un millón de vacas; o lo que es lo mismo, por cada 2,4 gallegos hay una vaca. Para hacer honores a este animal tan arraigado, la Casa Grande de Xanceda (una granja con casi 400 vacas) propuso crear el primer paso de vaca a modo de experimento en A Coruña. Y espera que cada ciudad gallega tenga el suyo propio.

Un año después cuatro municipios estrenaron su paso de vaca: A Baña (el municipio con más vacas por metro cuadrado de galicia), Mazaricos (primero en cuanto a explotación lechera), Santa Comba y Mesías (lugar donde está la granja Casa Grande de Xanceda). Para ellos, un paso de vaca les representa más que un paso de cebra.

¿Dónde reside el problema? Pues en la propia marca vial y su menor agarre cuando se circula tanto en moto como en bicicleta. Pero ojo, que cuando un coche frena fuerte encima de una marca vial, la disminución de adherencia también aumenta la distancia de detención.

Paso de cebra

Un paso de cebra reglamentario permite frenar entre bandas de pintura, sobre asfalto, en línea recta

Casi todos los motoristas saben que las líneas blancas no hay que pisarlas nunca, ni en seco, pero mucho menos cuando el asfalto está mojado. Y en Galicia llueve, y llueve mucho. En un paso de peatones tradicional, es fácil conducir entre las líneas pintadas, pero en un paso de vaca esto es imposible, ya que las manchas están dispuestas de forma aleatoria. Y da igual que la pintura usada sea antideslizante, seguirá teniendo menos adherencia que un asfalto sin pintura, y la capa antideslizante acaba cediendo con el tiempo.

Parece mentira que hoy en día los ayuntamientos sigan sin pararse a pensar en las consecuencias de sus decisiones. Aunque es loable como homenaje a un animal al que Galicia debe mucho, no puede nunca prevalecer sobre la seguridad de los usuarios de la vía. Seguro que hay otras formas de hacerlo menos peligrosas.

COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.